Publicado 02/06/2022 19:27

Von der Leyen defiende el plan de recuperación en Polonia mientras Morawiecki niega problemas de Estado de derecho

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, junto con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, durante una visita a Varsovia
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, junto con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, durante una visita a Varsovia - Aleksander Kalka/ZUMA Press Wire / DPA

BRUSELAS, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha advertido este jueves desde Varsovia de que no se hará ningún pago del plan de recuperación de 36.000 millones de euros a Polonia hasta que el régimen disciplinario que impone al Tribunal Supremo sea desmantelado y los jueces castigados sean readmitidos; durante una comparecencia en la que el primer ministro polaco ha negado que existan amenazas al Estado de derecho y ha culpado a la "guerra política" de la oposición las dudas.

"Un primer pago solo será posible cuando la nueva Ley (que desarticula el comité disciplinario) entre en vigor y se cumplan todos los requisitos de nuestro contrato", ha declarado Von der Leyen, tras las críticas recibidas por desbloquear el plan de recuperación polaco pese a la deriva antidemocrática del Gobierno polaco.

El Colegio de Comisarios adoptó el miércoles el dictamen favorable del plan pero lo hizo con el voto en contra de dos de sus vicepresidentes ejecutivos, la liberal Margrethe Vestager y el socialista Frans Timmermans, y la objeción escrita de otros tres comisarios que no pudieron asistir a la votación, incluida la vicepresidenta responsable de Estado de Derecho, Vera Jourova.

El pleno del Parlamento Europeo que se celebra la próxima semana en Estrasburgo (Francia) también ha incluido en su agenda a petición de los liberales europeos (Renew Europe) un debate sobre "la preocupación por la luz verde de la Comisión al plan polaco", algo que también han criticado desde la bancada socialdemócrata.

En este contexto, Von der Leyen ha viajado a Varsovia para escenificar el deshielo con las autoridades polacas en una rueda de prensa acompañada por el primer ministro, Mateusz Morawiecki, y el presidente, Andrzej Duda, para explicar los detalles del plan de recuperación por el que Polonia podrá acceder hasta casi 36.000 millones de euros, del total de 800.000 millones con que está dotado el fondo antictrisis de la UE.

"Esto son avances pero no estamos al final del camino en cuanto al Estado de derecho en Polonia, ha declarado Von der Leyen, quien ha recordado que las propias reglas del fondo prevén un proceso de supervisión de la gestión para asegurar que "el dinero se gasta sabiamente" y que está "protegido".

La jefa del Ejecutivo comunitario ha expuesto durante su comparecencia que el acuerdo negociado con las autoridades polacas establece hitos muy claros respecto a la protección de la independencia del sistema judicial, uno de los asuntos que más preocupa en el seno de la UE respecto a la situación en Polonia, en donde jueces han sido sancionados, por ejemplo, por consultar con el Tribunal de Justicia de la UE.

"Como parte de una guerra política contra el Gobierno nuestra oposición intentó, y desgraciadamente tuvo éxito, convencer a funcionarios de la UE de que el Estado de derecho en Polonia está amenazado. Estoy en desacuerdo con ello", ha asegurado Morawiecki en la rueda de prensa acompañado por Von der Leyen.

El primer ministro polaco ha confirmado que el controvertido comité disciplinario será desmantelado, pero ha sugerido que no lo hace por presiones de la UE sino porque "no cumplió las expectativas", al tiempo que ha querido dejar claro que le corresponde "al Estado soberano asegurar el buen funcionamiento del sistema judicial".