Publicado 25/06/2021 15:18CET

Von der Leyen pide a los países de la UE no bajar la guardia ante la variante delta dominante en Reino Unido

Ursula Von der Leyen, presidente de la Comisión Europea
Ursula Von der Leyen, presidente de la Comisión Europea - Alexandros Michailidis/European / DPA

BRUSELAS, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha llamado este viernes a los líderes de la UE a no bajar la guardia frente al riesgo de propagación de la variante de coronavirus conocida como 'Delta' que es ya la predominante en Reino Unido y podría ser el origen del 90% de los contagios en al UE a final de verano, según el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades.

"Es una variante ante la que seguir vigilante, necesitamos permanecer muy coordinados en las medidas de restricción", ha indicado al término de una cumbre de la UE la jefa del Ejecutivo comunitario, quien ha celebrado que la vacunación esté siendo efectiva frente a la variante pero ha alertado de la rapidez con la que se propaga.

Von der Leyen ha dicho que en el bloque están "preocupados" por la variante 'Delta' porque "si miramos a Reino Unido es la variante dominante, con un 90% de las infecciones, y también avanza rápidamente su propagación aquí".

Con todo, la política alemana ha destacado que la pauta completa de la vacuna "protege muy bien" frente al virus y ya la primera dosis ofrece buenos resultados al evitar que la infección sea "severa".

De acuerdo a los datos ofrecidos por la Comisión Europea, a finales de esta semana el 60% de la población adulta en la Unión Europea habrá recibido al menos la primera dosis de la vacuna. Cerca de un 40% habrá recibido la pauta completa, ha asegurado Von der Leyen.

Las dudas respecto al control de esa variante mantienen a Reino Unido fuera de la lista de países a los que el bloque permite viajar sin más restricciones que un test PCR o cuarentena y que por el momento mantiene reducida a poco más de una decena.

Esta clasificación, sin embargo, es una recomendación que los Veintisiete se han comprometido a respetar pero no es de obligado cumplimiento porque los gobiernos tienen competencias exclusivas sobre sus fronteras, lo que ha permitido a España y Portugal reactivar las rutas con Reino Unido a pesar de los recelos de algunos socios en la UE.

Al término del Consejo europeo de dos días, algunos mandatarios han insistido en su llamada a la necesidad de garantizar la coordinación entre Estados miembros a la hora de abrir sus fronteras a países extracomunitarios, aunque según han indicado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro luso, Antonio Costa, ninguno ha planteado reservas a las estrategias de España y Portugal.

Con todo, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha dicho a la prensa al término de la cumbre celebrada en Bruselas que "se impone una coordinación para armonizar las normas" en materia de reapertura de las rutas con países terceros.

En opinión de Macron, de esta coordinación dependerá que el Certificado Covid de la UE que entrará en vigor el próximo julio en todo el territorio común sea "plenamente eficaz" al facilitar la libre circulación de los europeos entre los países de la UE.

Por eso, ha añadido, Francia y Alemania han insistido ante el resto de delegaciones que la coordinación es "indispensable" y también combinar la "prudencia y la vigilancia" con respecto a la evolución de la variante predominante en Reino Unido.

El primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, por su parte, ha explicado que los líderes no entraron en el detalle del control de las variantes porque es un asunto que debe abordarse a nivel de ministros de Salud, al tiempo que ha apuntado que "corresponde a los Estados miembro tomar sus decisiones". Así, ha considerado que le corresponde a los países más "permisivos", entre los que ha nombrado a España, decidir cómo actuar.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido que "desafortunadamente" no se puede afirmar todavía que la pandemia ha finalizado, sobre todo a la luz de la propagación de la variante Delta en países como Reino Unido o Israel, que estaban "más avanzados" que la UE en sus campañas de vacunación.

"Hemos progresado gracias a las campañas de vacunación, pero también vemos que en Reino Unido o Israel, que de hecho estaban más avanzados en la vacunación, ha aumentado la incidencia y las hospitalizaciones. También sabemos que tenemos muy pocos menores vacunados", ha avisado.