Von der Leyen promete una Comisión paritaria y pide a cada capital que presente a un hombre y una mujer para elegir

Publicado 10/07/2019 17:30:29CET
Ursula von del Leyen
Ursula von del LeyenKay Nietfeld/dpa

Los socialistas, indecisos sobre su apoyo a la candidata

BRUSELAS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La candidata a relevar a Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea, la conservadora alemana Ursula von der Leyen, ha prometido formar un Ejecutivo paritario, tarea para la que ha emplazado a cada gobierno a presentar una candidatura doble compuesta por un hombre y una mujer, de modo que pueda elegir el perfil adecuado y asegurar que habrá equilibrio de género en el reparto de carteras de comisarios.

"Quiero una Comisión formada al cincuenta por ciento por hombres y al cincuenta por ciento por mujeres. Por esto pediré a los estados miembros que presenten dos candidatos: un hombre y una mujer", ha explicado Von der Leyen en una de sus comparecencias ante los grupos políticos en el Parlamento Europeo.

Además ha confirmado que, tal y como decidieron los líderes en la negociación de altos cargos de la UE, contará en su Ejecutivo con el socialista holandés Frans Timmermans como primer vicepresidente y con la danesa liberal Margrethe Vestager como vicepresidenta, en un puesto "al mismo nivel" que el de Timmermans.

Von der Leyen no ha querido entrar en más detalles sobre las tareas que desempeñarán Timmermans y Vestager, ni tampoco adelantar qué carteras asignará a cada país, porque asegura que es un "puzle" que no empezará a formar hasta que los eurodiputados confirmen su nombramiento y conozca los nombres de los candidatos de cada Estado miembro a comisarios.

De su exigencia de que cada capital presente a un hombre y a una mujer como aspirantes quedan ya exentos Países Bajos, Dinamarca y España, dado que sus representantes han sido ya anunciados. Además de Timmermans y Vestager, de la negociación de líderes salió el nombramiento del ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, como Alto Representante de Política Exterior de la UE y vicepresidente de la Comisión.

Borrell, de hecho, cuyo nuevo cargo depende igualmente de que la alemana supere su examen en la Eurocámara, también se encuentra en Bruselas, en donde ya se ha reunido con la propia Van der Leyen, con el futuro presidente del Consejo europeo, el aún primer ministro belga Charles Michel, y con el actual jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, entre otros.

DUDAS SOBRE SUS APOYOS

Los líderes de la Unión Europea pactaron a principios de mes un reparto de altos cargos en las instituciones comunitarias que sitúa al frente de la próxima Comisión a la actual ministra de Defensa alemana, pero su confirmación dependerá de que el pleno de la Eurocámara dé su visto bueno.

La votación está previsto que tenga lugar en la sesión de la próxima semana en Estrasburgo (Francia), a pesar de las dudas de que el nombramiento de Von der Leyen vaya a contar con los apoyos necesarios.

Los eurodiputados han dejado ver en las comparecencias su gran malestar por el modo en que fue designada por las capitales, ignorando a los candidatos de los partidos europeos en las elecciones de mayo.

Von der Leyen les ha contestado que se compromete a debatir en su Comisión el modelo de 'cabezas de lista' europeos y el escenario de listas transnacionales, aunque no ha asegurado que esta reflexión lleve a decisiones o propuestas concretas.

La presidenta de los Socialistas y Demócratas en la Eurocámara, la española Iratxe García, ha anunciado tras la reunión de grupo con Von der Leyen que los socialdemócratas siguen indecisos sobre si apoyar o no a la alemana, por lo que se darán una semana más de reflexión.

"Ahora abriremos el debate en nuestro grupo y esperamos tomar una decisión común la próxima semana", ha declarado García a la prensa en una comparecencia sin preguntas tras la audición a Von der Leyen.

Los socialistas alemanes rechazan de plano su nombramiento, pero también hay otras delegaciones con dudas o que necesitan más tiempo para decidirse, según fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press, como la belga y la austríaca.

El presidente de los Liberales, el rumano Dacian Ciolos, también ha pedido que "no se dé por supuesto" que el grupo vaya a votar a favor de la designación de la alemana, pero en cualquier caso ha pedido que se someta al pleno "tan pronto como sea posible", rechazando así la idea de aplazar la votación prevista para la próxima semana.

En este contexto, Von der Leyen ha iniciado una ofensiva de contactos y reuniones con las distintas fuerzas políticas para tratar de salvar las reticencias y se está sometiendo a audiciones ante los grupos políticos. Los liberales y los Verdes han decidido emitir en directo la comparecencia de la candidata ante sus eurodiputados, no así el resto de grupos.

En sus intervenciones, Von der Leyen ha dicho ser consciente de que el inicio de la relación con la Eurocámara ha sido "turbulenta", pero ha subrayado su compromiso europeo y su voluntad de llevar a cabo un programa ambicioso, que atienda preocupaciones actuales como el cambio climático o la gestión migratoria y fiel al respeto del Estado de derecho.

Tras reunirse con la Conferencia de Presidentes --jefe de grupos en la Eurocámara--, Von der Leyen ha dicho en una comparecencia ante la prensa, sin preguntas, que es una "europea de corazón y de convicción".

A su lado, el nuevo presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha avisado a la alemana de que para avanzar deberá tener en cuenta que la cooperación con la Eurocámara será "ineludible" en el desarrollo de su futura tarea.

"No es momento ni mi papel sacar conclusiones sobre su diálogo con los grupos, pero creo poder decir que, como siempre, queda trabajo por hacer", ha concluido Sassoli.

Contador

Para leer más