Ya son 16 los muertos por el terremoto en la isla japonesa de Hokkaido

Policías buscan a supervivientes del terremoto en Japón
REUTERS / KYODO KYODO
Publicado 07/09/2018 10:41:28CET

TOKIO, 7 Sep. (Reuters/EP) -

El fuerte terremoto registrado la madrugada del jueves en la isla de Hokkaido, en el norte de Japón, ha dejado hasta el momento 16 muertos y más de 200 heridos, según ha informado el primer ministro nipón, Shinzo Abe, que ha indicado que la mitad de la isla continúa sin suministro eléctrico.

Fuentes de la Agencia Meteorológica de Japón han indicado que hasta el momento se han registrado varias réplicas en la zona, que ha sufrido además varios deslizamientos de tierra a causa de los seísmos.

Una de las zonas más afectadas por los deslaves es la localidad de Atsuma, donde residen las 26 personas que continúan en paradero desconocido, según ha recogido la cadena de televisión pública japonesa NHK.

Abe, ha ordenado la creación de un comité de emergencia para coordinar las tareas de búsqueda y rescate, al tiempo que ha anunciado el envío a la zona de personal de la Fuerza de Autodefensa. Los servicios meteorológicos de Japón han situado el origen del seísmo a unos 40 kilómetros de profundidad, mientras que Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), ha rebajado la profundidad a 34 kilómetros.

Este mismo jueves, el ministro de Comercio e Industria, Hiroshige Seko, ha alertado de que el suministro eléctrico de la isla de Hokkaido, que se ha visto sumida en un apagón a causa del fuerte terremoto de magnitud 6,7 en la escala Richter, tardará una semana en restablecerse por completo y ha confirmado que la planta de Tomari, la principal de la isla, ha sufrido graves daños.

Este viernes a primera hora, la estación ha logrado restaurar el suministro eléctrico a 1,31 millones de los 2,95 clientes que residen en Hokkaido, tal y como ha explicado Seko.

El seísmo supone el segundo desastre natural que golpea Japón esta semana después de que el tifón 'Jebi' dejara fuertes lluvias e inundaciones y provocara la evacuación de 5.000 personas desde el aeropuerto de Kansai, que permanece cerrado.

Por otra parte, el portavoz del Gobierno Yoshihide Suga ha hecho hincapié en que no se han producido irregularidades en los niveles de radiación de la planta, que lleva cerrada desde el fuerte terremoto que tuvo lugar en 2011.