Ya son 39 los muertos y 150 los heridos tras los enfrentamientos por la crisis judicial de Pakistán

Actualizado 13/05/2007 18:45:00 CET

KARACHI, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Simpatizantes y opositores del Gobierno se culparon el domingo por la peor crisis política observada en años en Pakistán, mientras que nuevos enfrentamientos estallaron y la cantidad de muertos por la violencia callejera en Karachi ascendió a 39, dejando además cerca de 150 heridos.

Hombres armados de diferentes etnias intercambiaron disparos en las calles de Karachi, mientras la Policía encontró el cadáver acribillado a balazos de un activista progubernamental. Los bomberos, por su parte, debieron acudir a sofocar el fuego en varios negocios.

La crisis se había incubado desde que el presidente, general Pervez Musharraf, suspendió al magistrado jefe del Tribunal Supremo Iftijar Mohamed Chaudry, el 9 de marzo, bajo el argumento de que abusó de su cargo.

Los críticos señalan que Musharraf, también jefe del ejército, trató de hacer a un lado al juez independiente, para evitar que obstaculizara los esfuerzos del líder paquistaní por prolongar su mandato de casi ocho años.

Los editoriales en los periódicos del domingo lamentaron la violencia. "Parece por momentos que no hubiera gobierno en Karachi y que son los pistoleros quienes dominan la ciudad más grande de la nación", señaló el diario 'Dawn'.