Ya van 23 muertos y 57 desaparecidos por las lluvias en Atacama

Publicado 01/04/2015 20:57:49CET

SANTIAGO, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El balance de víctimas por las lluvias torrenciales que han sacudido esta semana la región de Atacama, en el norte de Chile, ha ascendido a 23 muertos y 57 desaparecidos, a los que se suman 22.381 damnificados según ha informado este miércoles la Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio de Interior (ONEMI), Ricardo Toro.

En estos momentos preocupa un helicóptero de Protección Civil que ha desaparecido esta madrugada mientras colaboraba en la respuesta de emergencia en Atacama. Fuentes de La Moneda han confirmado a la prensa chilena que el piloto es el marido de una prima de la presidenta, Michelle Bachelet. Además, había otras tres personas a bordo.

Otra de las preocupaciones actuales es evitar la propagación de enfermedades contagiosas. El subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, ha explicado que ya se han reforzado las vacunaciones en las zonas más afectadas por este frente frío.

"El Ministerio de Salud ha enviado hasta ahora a la zona de la catástrofe 89.000 dosis de vacunas de influenza, 27.000 de tétanos y 7.600 de hepatitis A", ha detallado, en declaraciones recogidas por el diario local 'El Mercurio'.

Por su parte, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) ha asegurado que los servicios de Internet y telefonía ya se han restablecido. "Lo primero fue la reparación de la fibra óptica de Copiapó para recuperar la conectividad en las principales localidades afectadas", ha dicho el titular de la Subtel, Pedro Huichalaf.

SUSPENSIÓN DE LA GIRA

En este contexto, Bachelet ha decidido suspender la visita oficial que pretendía realizar a Ecuador entre el 8 y el 9 de abril, así como su participación en la Cumbre de las Américas, que se celebrará entre el 10 y el 11 de abril en Panamá.

Desde La Moneda han explicado que el viaje a Ecuador puede posponerse, mientras que Chile estaría representada en Panamá por el ministro de Exteriores, Heraldo Muñoz.

Bachelet se trasladó la semana pasada hasta Atacama para constatar la dimensión de la catástrofe y desde entonces ha estado al frente del gabinete de crisis y en permanente contacto con sus ministros para aprobar las medidas de emergencia pertinentes.

"Hoy se cumple una semana desde que fuimos impactados por la dolorosa tragedia que azotó al norte de Chile y hemos estado desde el primer momento en terreno entregando apoyo y ayuda a los afectados", ha destacado desde Copiapó.

"He instruido que el Gobierno se mantenga trabajando sin parar hasta que la gente haya recuperado la normalidad de sus vidas porque nos ha parecido que necesitamos estar acá sobre el terreno trabajando", ha explicado.

Para leer más