Yemen/España- El ministro de Exteriores yemení anima a empresarios españoles a explorar las "posibilidades" de su país

Actualizado 23/02/2007 13:34:20 CET

Dice que Yemen tiene un gran potencial sobre todo en materia de turismo y pesca, pero también de infraestructuras

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores yemení, Abubakr al Qirbi, animó hoy a los empresarios españoles a que acudan a su país y "exploren las posibilidades" que ofrece sobre todo en los sectores de turismo, pesca e infraestructuras. Asimismo, dijo que Yemen es un país políticamente estable y democrático.

"España ofrece ya alguna ayuda" pero "esperamos que aumente", afirmó el ministro en un desayuno organizado por Nueva Economía, animando a "las empresas españolas a que vengan a Yemen y exploren las posibilidades" que ofrece el país, sobre todo en materia de infraestructuras, pesca y turismo.

En cuanto al primer sector, indicó que el Gobierno considera prioritario "la electricidad, las carreteras y la energía en general". Así, explicó que se quiere aumentar la capacidad de generación de electricidad, para lo que se necesita la inversión de unos 4.500 millones de dólares y hay previsto construir una autopista entre el norte y el sur de 400 kilómetros para lo que se desea "un crédito blando o un proyecto de colaboración".

No obstante, Al Qirbi consideró que para España puede ser especialmente interesante el sector pesquero y el turismo. En cuanto al primero, recordó que existe una importante flota española en la zona y es posible "aumentar la cooperación". Yemen es además un "país muy atractivo" para el turismo ya que cuenta con muchos yacimientos arqueológicos y tiene un buen clima. Así pues, subrayó, "hay un gran potencial de crecimiento del turismo y también de la pesca".

En todo caso, opinó, "la mejor manera de reforzar la cooperación económica es que se reúnan los empresarios de ambos países". Una posibilidad sería, dijo, que lo hagan a finales de año si finalmente se produce la visita del presidente yemení a España o sino, añadió, en Yemen. Asimismo, planteó la posibilidad de crear una cámara de comercio hispano-yemení para facilitar esos contactos.

"Somos muy abiertos y siempre estamos dispuestos a considerar cualquier propuesta que pueda mejorar el atractivo de Yemen para los inversores", señaló, explicando que el Gobierno está haciendo todo lo posible por integrar la economía yemení, mucho más atrasada, en la de los demás países del Golfo.

Al Qirbi también quiso hacer especial hincapié en que aunque se tenga la impresión de que Yemen es un "país inestable" lo cierto es que es "una de las primeras democracias del mundo árabe". Yemen, subrayó, "es un país democrático que lucha por una mayor democratización, más libertades pero también asume una mayor responsabilidad en materia de Derechos Humanos".

En cuanto a los derechos de la mujer, dijo que en general la situación está mejorando en "todos los países árabes". En el caso yemení, el país estaba "atrasado" pero en la actualidad el 25% de los estudiantes universitarios son mujeres, mientras que a nivel de bachillerato la cifra se eleva al 45%. También hay mujeres en el Parlamento, en las instituciones y en la diplomacia, señaló.

PROBLEMA DE LA INMIGRACIÓN

El principal problema a nivel social, además de la alta tasa de crecimiento demográfico y de la mortalidad infantil, es el de la inmigración. A Yemen, explicó, llegan miles de ciudadanos de los países del Cuerno de Africa, principalmente por cuestiones económicas y de camino hacia los países del Golfo o incluso Europa.

Pero también llegan, agregó, numerosos refugiados de esta región lo cual plantea "un problema económico y social". En la actualidad, dijo, hay 400.000 refugiados de Somalia a los que se "ha aceptado" porque Yemen es país firmante de la Convención de Refugiados, ofreciéndoles protección.

Además, se está protegiendo a los países vecinos de la llegada de estos refugiados lo que plantea "un reto y un coste económico" que el país no puede abordar porque cuenta con un "presupuesto reducido". Por ello, "hemos hablado del tema con la Unión Europea y de forma bilateral con algunos países europeos y les hemos pedido que nos ayuden".