Las YPG niegan que vayan a participar en la ofensiva que prepara Al Assad contra Idlib

Milicianos de las YPG kurdo-sirias
REUTERS / RODI SAID - Archivo
Publicado 17/09/2018 13:59:19CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La milicia kurda siria Unidades de Protección Popular (YPG) ha recalcado que no participará en la ofensiva que prepara el Gobierno contra la provincia de Idlib (noroeste), controlada por los rebeldes.

El portavoz de las YPG, Nuri Mahmud, ha afirmado que "este tipo de afirmación es una mera especulación y está alejada de la verdad", días después de que el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, apuntara a esta posibilidad.

Tanto Estados Unidos como Turquía, que se han opuesto al Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, han alertado de que un ataque sobre Idlib por parte de las fuerzas progubernamentales --apoyadas por Rusia e Irán-- podría desestabilizar la región y provocar una catástrofe humanitaria.

Sin embargo, Washington y Ankara mantienen posturas opuestas en relación con las YPG. La milicia ha sido una aliada de Estados Unidos en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico. Turquía, por su parte, la considera una organización terrorista y una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que busca la independencia del Kurdistán desde 1980.

Cavusoglu, que instó a Estados Unidos a discernir "cuáles son sus verdaderos aliados en la región", señaló en un artículo publicado en el diario estadounidense 'The New York Times' que los informes "sugieren que las YPG, un grupo terrorista que opera en Siria y recibe armas y dinero de los contribuyentes estadounidenses, se han aliado con Al Assad y están enviando tropas para ayudarle a recuperar Idlib de manos de los rebeldes".

En este sentido, Mahmud ha manifestado que "no hay presencia" de las fuerzas de las YPG en Idlib y ha reiterado que la milicia "continúa su dura lucha contra la organización terrorista Estado Islámico", según ha recogido la cadena de televisión kurda Rudaw. "Estamos decididos a arrancarla del noreste de Siria", ha añadido.

Así, ha apuntado que las YPG "continúan su lucha legítima contra el Ejército invasor turco, que declara su presencia en Afrin como legal, y contra la organización terrorista Estado Islámico, apoyada por el invasor Estado turco".

Ankara declaró en marzo que se había hecho con el "control total" de la región siria de Afrin, poco más de dos meses después del inicio de la campaña militar 'Rama de Olivo' contra las milicias kurdas apostadas en esta zona próxima a la frontera turca.