El 71% de los participantes de la última edición del Programa Cataliza logra un contrato laboral

El 71% de los participantes de la última edición del Programa Cataliza logra un
GOBIERNO DE CANARIAS
Publicado 05/04/2019 15:11:17CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 71% de los jóvenes que se beneficiaron de la tercera edición del programa Cataliza, desarrollada entre 2017 y 2018, obtuvo un contrato por cuenta ajena durante los seis meses posteriores a la finalización del programa. Asimismo, casi el 45% de los participantes fueron contratados en la misma empresa en la que llevaron a cabo las prácticas no laborales, lo que significa que del total de personas insertadas, el 60% lo consiguió en la misma empresa.

Éstos son algunos de los datos que se extraen de la tercera edición de Cataliza, que concedió un total de 245 prácticas, si bien fueron 227 personas las que disfrutaron de la beca durante un periodo igual o superior a 3 meses. Respecto al año 2017, el índice de inserción laboral se ha incrementado en un 10%.

Cataliza es un programa de prácticas no laborales en empresas, promovido por el Servicio Canario de Empleo, la Universidad de La Laguna y su Fundación General. La iniciativa tiene como objetivo el fomento de la inserción laboral de personas con titulación superior que se encuentran en situación de desempleo y que poseen una escasa experiencia laboral.

La cuarta convocatoria de esta iniciativa se presentó hoy viernes, ante más de 200 jóvenes aspirantes a participar, en la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Laguna. Asistían a esta apertura el vicerrector de Relaciones con la Sociedad, Francisco García; el director del Servicio Canario de Empleo, Sergio Alonso, y el gerente de la Fundación General universitario, Julio Brito.

Julio Brito expresó su satisfacción por el comienzo de este programa con el que, afirmó, "esperamos que puedan transferir el enorme talento con el que cuentan al tejido empresarial". Por su parte, Sergio Alonso recordó los orígenes de Cataliza e insistió en la necesidad de que el empresariado confíe en las personas jóvenes con formación; animó a los participantes incidiendo en que son los jóvenes quienes pueden convencer al empresariado: "Aprovechen esta oportunidad para mostrar su capacitación y su capacidad de innovación".

Además, Alonso apuntó que cuando empezó este programa tenían la certeza de que iba a funcionar porque, una vez que el empresariado conoce el "enorme" talento de los titulados, "decide apostar y no dejarlo marchar". "Ahora vemos que las cifras avalan esta visión y cada año aumenta la proporción de personas que consiguen un empleo tras la experiencia Cataliza, llegando, según los últimos datos, al 71% de inserción".

Para concluir, Francisco García agradecía el compromiso del Servicio Canario de Empleo con la generación de empleo entre los jóvenes con titulación y animaba a los asistentes a extraer lo máximo posible de esta vivencia.

UN 55% DE BECAS CONCEDIDAS A MUJERES.

Del balance de la tercera edición de Cataliza se extrae que un 55% de las becas fueron concedidas a mujeres y un 45% a hombres; sin embargo, se puede apreciar que la tasa de inserción laboral fue ligeramente inferior entre las mujeres beneficiarias, 69,6%, que, entre los hombres, 72,5%.

Teniendo en cuenta la formación académica de los beneficiarios, se observan diferencias relevantes. La tasa de inserción de los jóvenes con titulación de formación profesional y certificados de nivel 3 fue de un 68,9%, frente a un 72,3% en personas con titulación universitaria.

En Cataliza pueden participar personas con titulación universitaria, de formación profesional y con certificados de profesionalidad de nivel III. Se estructura en dos grandes bloques de actuación: acciones relacionadas con la gestión de prácticas no laborales en empresas, y acciones de carácter formativo dirigido tanto a los beneficiarios como a los tutores de empresas.

Se establece como puente entre los jóvenes y el mundo laboral. El propósito es que el conjunto de beneficiarios amplíe su formación profesional de cara a su futuro laboral, ganando experiencia en el ámbito en el que se ha formado y mejorando, por tanto, sus posibilidades de contratación.

Este programa de becas prácticas no solo favorece a los jóvenes; las empresas colaboradoras también se ven beneficiadas, pues es una alternativa que les permite integrar talento joven a sus equipos de trabajo.

La actual edición de Cataliza oferta un total de 220 becas para jóvenes de entre 18 y 29 años, ambos inclusive. Es un requisito indispensable contar con titulación en estudios de carácter superior; estar inscrito como demandante de empleo en el Servicio Canario de Empleo (SCE) y en el Registro del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Para acceder como beneficiario, es obligatorio no tener vínculo alguno con el SCE, la ULL o empresas participantes en el Programa. Durante el período de prácticas los beneficiarios de este programa van adquiriendo experiencia laboral y, a su vez, disfrutan de bolsa de ayuda que ronda los 645 euros. Las prácticas tendrán una duración mínima de tres meses de duración, y un máximo de seis.

Este proyecto está enmarcado dentro del Cataliza se enmarca dentro del Programa Operativo de Empleo Juvenil, cofinanciado con un porcentaje del 91,89% por el Fondo Social Europeo y por la Iniciativa de empleo juvenil para el periodo 2014-2020.

Contador