Publicado 20/07/2020 09:32CET

ANPE Canarias dice que el documento elaborado por Educación para el próximo curso "carece de legitimidad"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sindicato ANPE Canarias ha señalado que las instrucciones elaboradas por la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno regional para abordar el próximo curso la situación ante el coronavirus "carece de legitimidad" al "no respetar la negociación sindical".

Por ello, desde el sindicato se ha lamentado que la Consejería canaria de Educación "haya fijado instrucciones del próximo curso a espaldas" de los representantes del profesorado, lo que afirman "supone un incumplimiento de la normativa vigente", según informó ANPE en nota de prensa.

En este sentido, avisó de que las directrices para impartir las materias de la ESO y del Bachillerato, publicadas el pasado viernes, "no contienen, a priori, ninguna reducción" de las actuales ratios alumno-profesor, cuestión que consideran "esencial" para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias recomendadas.

Así, consideran que el documento "carece de legitimidad y sólo puede valorarlo como el borrador de una futura norma que, en cualquier caso, deberá negociarse por imperativo legal" con las centrales sindicales representativas del sector antes de ser publicado, ya que "afecta directamente a las condiciones laborales del profesorado" y se remite a lo recogido en el artículo 33 del Estatuto Básico del Empleado Público en cuanto a la negociación colectiva de condiciones de trabajo de los funcionarios públicos.

ANPE Canarias también ha criticado que la consejera canaria de Educación, Manuela de Armas, "no" haya respondido a las peticiones de reuniones que se les ha planteado desde el sindicato tras tomar posesión del cargo y, sin embargo, sí ha mantenido encuentros con otras plataformas como la de los directores.

En este sentido, ANPE Canarias cree que estas reuniones son "recomendables y loables", ya que "todas" las vías de diálogo que se establezcan contribuyen a la mejora del sistema educativo pero advierte de que "no pueden sustituir a las mesas de negociación con los sindicatos que son las únicas entidades con legitimación jurídica para negociar las condiciones del profesorado".

Por ello, recordó que los sindicatos "han sido elegidos por los docentes para defender sus intereses", sin embargo el actual Gobierno de Canarias actualmente les "está hurtando ese derecho" porque "no es que no se esté negociando" con ellos, "es que ni siquiera se informa", cuestión que consideran "gravísima y algo inaudita".

El presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo, ha lamentado que las "noticias" sobre el inicio de curso lleguen "a cuentagotas o a través de los escasos docentes" que están presentes en alguna de las plataformas con las que la Administración ha decidido sentarse a dialogar, y donde la consejera ha trasladado que "ya está elaborado el protocolo para la apertura de los centros en septiembre y que en estos momentos está siendo valorado por el Comité de Sanidad y Salud Pública para que se le dé el visto bueno".

Crespo añadió que atendiendo a estas fuentes y los medios de comunicación el inicio de curso se plantea para "el 15 de septiembre y no habrá disminución de las ratios alumno-profesor porque se primará el establecimiento de los grupos burbuja", sobre lo que los propios directivos han expuesto al sindicato la" imposibilidad de mantener esos grupos burbuja" en los centros a los que asisten diariamente entre 500 y 1.000 personas.

"Las aulas no permiten un distanciamiento adecuado prácticamente en ningún caso y el hecho de que coincidan tantos alumnos en espacios cerrados es un riesgo, según sabemos por las autoridades sanitarias. A ello se une, por otro lado, que nadie puede garantizar que esos alumnos no se contagien cuando no están dentro del centro, lo que incrementa significativamente las posibilidades de rebrotes si dentro de las aulas no están manteniendo las medidas de distanciamiento físico recomendables", apostilló.

Finalmente, Crespo aseguró que ANPE Canarias apuesta por un curso presencial pero insiste en la necesidad de que "se cuente con garantías" porque se cuestiona que "si la nueva normalidad educativa es exactamente igual que la vieja ¿Cuánto se tardará en tener que volver a cerrar los centros?", añadiendo que "no" se puede permitir que los centros educativos "sean focos de contagios simplemente porque no" se ha sido capaz de hacer una mínima planificación.