Caldera da por hecho que seguirán llegando barcos negreros a Canarias

Actualizado 14/01/2007 21:00:06 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales del Gobierno español, Jesús Caldera, dio ayer por hecho que en Canarias nos tenemos que acostumbrar a que lleguen barcos negreros a nuestras costas con inmigrantes irregulares, "como llegan también a otras partes del mundo como Malta, Italia y Grecia", y se mostró confiado en que el Frontex prorrogará su dispositivo de vigilancia en aguas africanas durante el presente año.

Caldera negó que la Tercera Conferencia de Presidentes autonómicos no haya avanzado mucho en la asunción de las exigencias isleñas al respecto porque en breve se pondrá en marcha la Conferencia Sectorial sobre inmigración y resaltó el "profundo compromiso" de la Administración central en pro de ayudar a las Islas ante dicha problemática.

Eso sí, Caldera 'echó balones fuera' al recordar que el Gobierno central no tiene centros de retención de inmigrantes, y achacó por tanto a las autonomías las dificultades para enviar y acoger en la Península a los inmigrantes llegados a Canarias, tanto adultos, como menores.

El ministro recordó que se comprometió en su día a derivar a centros peninsulares a unos 500 menores inmigrantes retenidos en centros isleños, habiendo alcanzado ya la cifra de 252, y destacó que está en negociaciones con instituciones privadas y con la propia Iglesia católica para que se hagan cargo del internamiento de otros menores con el beneplácito previo de cada autonomía que será ayudada financieramente por el Estado para asegurar su mantenimiento, su formación y su resinserción social.

Caldera dijo que cree que existe una "profunda solidaridad" del conjunto de las autonomías con Canarias por la problemática de la inmigración, pero asumió que regiones como Madrid no han acogido hasta ahora a ni uno de los cientos de menores inmigrantes retenidos todavía en los centros isleños.

En su opinión, "el Gobierno" estatal "coopera y se ha volcado con Canarias" tras haber "repatriado" progresivamente a los miles de inmigrantes ilegales adultos que llegaron el pasado año al Archipiélago y reseñó que actualmente la cifra de inmigrantes adultos retenidos en las islas "es muy inferior a la media de los últimos cinco años".

El ministro agregó que "no ha habido un número significativo de pateras" llegadas a las Islas "en el último mes de diciembre", lo que significa a su juicio "que ese flujo va descendiendo", y remarcó que el Gabinete Zapatero sigue manteniendo negociaciones con diversos países del continente vecino para facilitar las repatriaciones de los inmigrantes ilegales a sus países de origen.

Caldera redundó en que "todos son repatriados a su país" y en que "aquí no quedará nadie", y señaló que la inmigración legal ha subido la 'renta per cápita' de los españoles, existiendo actualmente "un porcentaje importante de extranjeros afiliados a la Seguridad Social en Canarias, entre los cuales hay muchos europeos".

A su juicio, hay que ser "moderadamente" optimistas de cara al 2007 porque además ha bajado la afluencia de ciudadanos hispanoamericanos como consecuencia del establecimiento de los correspondientes visados y abogó porque sean las compañías aéreas las que cumplan con su palabra para controlar que los extranjeros con visados de turistas llegados a España vuelvan a sus países de origen en las fechas y vuelos previstos.