Canarias introduce nuevas vacunas en el calendario para garantizar la "equidad" a las mismas

Vacuna, vacunación
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / STANISLAVE - Archivo
Publicado 18/02/2019 13:19:47CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha presentado este lunes al Comité Asesor de Vacunas, en el que están representados todas las sociedades científicas, la propuesta de incorporación de nuevas vacunas en el calendario vacunal para todas las edades de la vida de Canarias.

En concreto, se persigue incluir la vacuna conjugada tetravalente frente al meningococo, la vacuna frente a la enfermedad meningocócica por serogrupo B, y la mejora de la oferta vacunal frente al Virus del Papiloma Humano con la incorporación de una vacuna frente a 9 genotipos del VPH, según informó el Gobierno canario en nota de prensa.

Si bien estos cambios, que fueron presentados por el director del Servicio Canario de Salud (SCS), Conrado Domínguez; el director general de Salud Pública, José Juan Alemán; y el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García, obligarán a una modificación del calendario vacunal, así como un "fuerte esfuerzo" inversor, estimado en unos 3,5 millones de euros más y un incremento de la inversión en torno al 33 por ciento.

Todo ello, porque apuntan, el objetivo "fundamental es garantizar la equidad" en el acceso a las vacunas, dentro de una Estrategia Global Frente a las enfermedades transmisibles. Esto permitirá que Canarias, junto a la implementación de las vacunas antigripales tetravalentes, se configure como la comunidad con el "calendario vacunal más avanzado del país".

El cambio en el calendario vacunal se prevé que esté disponible previsiblemente antes del verano, tras realizar los trámites administrativos para las adquisiciones correspondientes de las nuevas vacunas, que afectará a una cohorte de 8.500 niñas susceptibles de vacunación con el VPH, a los que habría que añadir adultos en determinados grupos de riesgo, tales como hombres que mantienen sexo con hombres, transexuales, etc.; 18.000 niños y niñas preadolescentes de 12 años de la Vacuna Meningocócica Conjugada Tetravalente; y 17.000 niños y niñas de menos de un año de vida frente a la Meningitis B.

VACUNAS

En cuanto a la vacuna conjugada tetravalente antimeningocócica, Canarias apuesta por incluirla, ya que aunque actualmente hay 12 serogrupos de meningococo descritos, la gran mayoría de los casos de Enfermedad Meningocócica Invasiva (el 95% de los casos a nivel mundial) son producidos solo por seis serogrupos: A, B, C, W, X e Y.

La incidencia de EMI aumentó en las cuatro últimas temporadas (entre 2014-2015 y 2017-2018) después de un periodo de descenso continuado desde el año 2000. Además en la temporada 2017-2018 se registró un incremento del 27,6 por ciento con respecto a la temporada previa a expensas del aumento de los casos debidos a los serogrupos C, W, Y,

Así, frente a la Enfermedad Meningocócica Invasiva (EMI), Canarias propone la introducción de la vacuna conjugada tetravalente antimeningocócica que protege frente a los serotipos A,C,W, Y, además de que sustituirá a la vacuna antimeningocócica C, justificándolo por el "importante aumento" que se está observando en Europa de la enfermedad meningocócica de determinados tipos incluidos en esa vacuna, que además pueden tener un mayor virulencia.

La vacuna conjugada tetravalente frente al meningococo se administrará a los 12 años de edad, sustituyendo a las dosis de vacuna antimeningocócica C que actualmente se administran a esa edad.

Por otro lado, en lo que se refiere a la vacuna frente al meningococo B la justifican en la "gravedad de esta enfermedad junto a las secuelas a las que puede dar lugar", así como en lo "impredecible" del comportamiento del meningococo B, ya que apuntan que "si bien hoy hay una escasa presencia de casos, mañana puede ocurrir lo contrario". Lo consideran como una medida de salvaguarda de la equidad.

En relación con la misma, recuerdan que se trata de una vacuna que está desde hace tiempo en las oficinas de farmacias y es prescrita por muchos pediatras, generando "inequidad en relación a la misma, ya que mientras los niños y niñas que viven en barrios más favorecidos se encuentran vacunados en un alto número, los de zonas más desfavorecidos se encuentran, en la mayoría de los casos, sin vacunar", por lo que se trata además un grupo con mayor riesgo de sufrir este problema. Así la introducción de la vacuna frente al meningococo B "evitará esa desigualdad".

La vacuna antimeningocócica B se administrará en una pauta de dos dosis mas uno. Las dos primeras dosis en el primer año de vida, y la tercera, como recuerdo, en el segundo año de vida.

Respecto a la vacuna frente a 9 genotipos de VPH señala que está justificada por el incremento de protección directa que se obtendría frente a 9 genotipos oncogénicos del VPH, incluidos en la nueva vacuna Gardasyl 9. Las dosis de Gardasyl 9 sustituirán a las dosis de vacuna frente al VPH que actualmente se incluyen en el calendario vacunal infantil, en el mismo número y secuencia temporal.

LA EMI

Finalmente se indicó que la Enfermedad Meningocócica Invasiva (EMI) es una enfermedad bacteriana aguda causada por Neisseria meningitidis o meningococo, caracterizándolo los síndromes clínicos de meningitis, bacteriemia y sepsis8, aunque otras presentaciones menos frecuentes son neumonía, artritis séptica, pericarditis, uretritis y conjuntivitis.

Al respecto, apuntan que el inicio de la clínica más común es la aparición repentina de fiebre, náuseas y vómitos, cefalea intensa, alteración del estado mental, rigidez de nuca y fotofobia. En relación con ello, indican que a veces la presentación de EMI puede ser inespecífica (fiebre, mialgias, vómitos y otros síntomas gastrointestinales) y evolucionar rápidamente a shock séptico, sobre todo en la población infantil o en la producida por algunos serogrupos.

Recientemente se ha descrito un aumento de la presentación con sintomatología gastrointestinal. Así, la letalidad por EMI es del 8-15%, generalmente en las primeras 24 a 48 horas tras la aparición de los síntomas; y de un 10-15% de los que sobreviven sufren secuelas a largo plazo incluyendo déficit neurológico, sordera y amputaciones.

La enfermedad se transmite de forma directa de persona a persona a través de las secreciones respiratorias. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado con un caso o una persona portadora (besar, estornudar, toser, dormitorios colectivos, compartir cubiertos y vajillas).

Respecto al periodo de incubación medio es de cuatro días aunque puede oscilar entre dos y diez días, mientras que el periodo de transmisibilidad persiste mientras el microorganismo permanezca en la nasofaringe de las personas portadoras, pudiendo prolongarse durante semanas o incluso meses, así como estar presente en la vía superior de manera intermitente.

El único reservorio conocido de N. meningitidis es el ser humano; no hay reservorios animales. La infección meningocócica puede limitarse a la nasofaringe sin producir síntomas, como estado de portador (10% de media en población general), o progresar a enfermedad invasiva y producir un cuadro de púrpura fulminante con postración súbita y shock.