Publicado 26/01/2021 14:21CET

Canarias se niega a ser "frontera permanente" para la migración y ve "insuficiente" la respuesta del Estado

Cayuco localizado al sur de Canarias
Cayuco localizado al sur de Canarias - CEDIDO POR SALVAMENTO MARÍTIMO - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Administraciones Públicas, Seguridad y Justicia del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, se ha mostrado este martes contrario a que las islas se conviertan en "frontera permanente" ante la llegada de migrantes irregulares y se impida su derivación a otros países del continente.

En respuesta a una pregunta del Grupo Nacionalista en la sesión de control del Parlamento ha comentado que la comunidad autónoma no admite un "aumento indefinido" de inmigrantes irregulares y que además "se queden", y aunque ha reconocido "mejoras" en la gestión del Estado para su atención, la respuesta sigue siendo "insuficiente e inadecuada".

Oswaldo Betancort, del Grupo Nacionalista, ha apuntado que la construcción de campamentos en las islas para albergar migrantes no es una solución "temporal, sino permanente", mostrando su preocupación por que se están vulnerando los derechos humanos y se está dejando a "gente en las calles" tras las primeras 72 horas de acogida y solo con los medios que les pueden proporcionar las ONG, que además, "no han cobrado ni un solo céntimo" del dinero enviado por la UE.

Para Betancort, la redistribución de migrantes por el resto de España y Europa "es vital" para que se garantice el cumplimiento de los derechos humanos pero también porque empieza a haber "convulsiones sociales" en diversos puntos del archipiélago.

Además, ha solicitado una reunión de la Federación Canaria de Islas (Fecai) para analizar la tutela de los menores, pues ya hay más de 2.400 bajo la jurisdicción de la comunidad autónoma.

Para leer más