Canarias pide al Estado intensificar sus políticas en los países de origen por el repunte de la inmigración

Publicado 28/11/2019 16:26:09CET
Imatge de recurs d'una pastera
Imatge de recurs d'una pastera - GUARDIA CIVIL - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Administraciones Públicas del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, ha reclamado a la Administración General del Estado que intensifique y active las políticas de actuación en los países de origen de los cientos de migrantes que están llegando en los últimos años al archipiélago canario.

Así lo ha manifestado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, a raíz de que el presidente de Cruz Roja de Canarias, Antonio Rico, haya indicado que el aumento en la llegada de migrantes en las últimas semanas al archipiélago está creando una situación "muy difícil de gestionar" por la asistencia que requieren.

El consejero señaló que hasta el pasado 26 de noviembre han llegado a las costas canarias 1.546 migrantes irregulares procedentes del continente africano, si bien considera más preocupante "no tanto el número, sino la evolución", pues las cifras han ido aumentando en los últimos años. "Si se compara con los números de 2006, 2007 y 2008, que llegaron al archipiélago 30.000 inmigrantes, puede parecer una insignificancia, pero la tendencia obliga a ocuparse del asunto".

Julio Pérez detalló que de los 1.546 migrantes que han llegado a las islas, entre un 10% y un 15% son menores no acompañados, y mirando la serie histórica, entre un 50% o 60% de los adultos pueden ser devueltos a sus países, "de manera que hay varios centenares que al cabo del año se quedarán en Canarias".

Pérez hizo hincapié en que, de acuerdo con los términos del Estatuto de Autonomía, es responsabilidad de la Comunidad Autónoma la atención y orientación a esos migrantes, "que no pueden ir deambulando por las calles", mientras que la obligación del Estado es intensificar y activar las políticas de actuación en origen. "Eso es lo que puede ayudarnos más", subrayó.

El consejero admitió que el dispositivo que se puso en marcha en los "años malos" de la inmigración ha disminuido, un hecho que ha cogido a instituciones como Cruz Roja "sin tener los recursos suficientes". Por ello, volvió a plantear la necesidad de crear centros de acogida para los migrantes que no pueden ser repatriados, entre otras razones, porque la mayoría de los CIE que había en Canarias se han cerrado y porque no todos los migrantes que llegan a nuestras costas pueden ir a esos centros.

Por otro lado, Julio Pérez resaltó el aumento del porcentaje de la población magrebí que ha llegado a las costas canarias con respecto a la subsahariana. Así, mientras en 2017 llegaron al archipiélago 80 magrebíes y 607 subsaharianos, en 2018 lo hicieron 643 magrebíes frente a 259 subsaharianos.

Según el consejero, esto ha ocurrido porque el Gobierno de España ha intensificado el control en el Mediterráneo, lo que ha producido un descenso del 50% de los movimientos migratorios. "Cuando la frontera de África con el sur de Europa se cierra mejor y se actúa en origen, es posible que alguien diga que por el lado de allá se está vigilando menos", comentó Pérez, en alusión al repunte registrado en las islas.

Contador

Para leer más