Publicado 29/04/2015 14:31CET

El Castillo de San Andrés, incluido en la Lista Roja del Patrimonio

Castillo de San Andrés
CEDIDA POR EL AYUNTAMIENTO

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Castillo de San Andrés ha sido incluido en la Lista Roja del Patrimonio de la asociación Hispania Nostra con el fin de concienciar a las administraciones y a la sociedad en general de la pérdida irreparable de este bien declarado Patrimonio Histórico Español en 1949.

El aluvión caído sobre Santa Cruz de Tenerife en 1895 y la posterior riada se llevaron por delante gran parte de esta torre defensiva, que corre el riesgo de caer en un mayor deterioro de desprendimientos y hundimientos, según advierte la asociación.

Esta torre circular formaba parte del conjunto de fortificaciones menores encargadas de la defensa de Tenerife. Sujeto a ataques de los piratas y al contrabando y siendo paso obligado de la mayor parte de la navegación que se acercaba a Santa Cruz, hizo pensar desde bien temprano en la necesidad de disponer de alguna defensa artillada.

El primer intento de construcción se remonta a 1607, cuando el Conde del Valle de Salazar ofreció sostener a su costa el reducto que se edificara, hombres, pólvora, municiones, pero nada pudo hacerse entonces.

Hacia 1770 se inició una nueva reconstrucción de la torre, a la que se accedía por puente levadizo. La plataforma alta, de cantería, acogía en 1788 seis cañones de a 24, dos de a 16, un mortero de a 12 y otro de a 9 y disponía de una pequeña espadaña con campana de señales.

Una crecida del barranco arruinó la torre, que fue reparada por el ingeniero Alfonso Ochando, y bajo su dirección en 1769 se construye el Castillo. Esta construcción fue destruida por segunda vez a causa de las aguas de los barrancos, aunque se repara rápidamente.

ATAQUE DE NELSON

Cuando se produce el ataque de Nelson en 1797, el Castillo de San Andrés juega un papel importante. La acción más notable en la que participó la Torre de San Andrés, al mando de la cual se encontraba el Teniente José Feo de Armas, fue la victoria sobre la Escuadra de Nelson.

En 1878 un nuevo aluvión arruinó la torre, por lo que se ordenó su desartillado y se le entrega al alcalde del barrio el 12 de marzo de 1879, con sus naves, las 4 culebrinas y los 2 cañones de hierro ('Traidor' y 'Asesino') ya inútiles.

Después de ser declarado en ruinas el Castillo, se dispone su tasación para la posterior venta en pública subasta. Domingo Pisaca, maestro de obras, le daba una valoración de 1.087 pesetas.

En posteriores ocasiones fue derribado por aluviones hasta el último en 1895, que terminó de arruinarla, dejándola en el estado que actualmente se encuentra.

En 1924 se declaró inadecuada para las necesidades del Ejercito y el 15 de enero de 1926 se entregó al Ayuntamiento. Para la asociación Hispania, "bien merece ser reconstruida de acuerdo con los planos originales que se conservan".

Hispania Nostra es una asociación no lucrativa, declarada de utilidad pública, constituida en 1976 con la finalidad de defender, salvaguardar y poner en valor el patrimonio cultural español, en el entorno de participación de la sociedad civil.