Publicado 01/07/2020 12:48:25 +02:00CET

CC pide la dimisión "inmediata" de Patricia Hernández tras sus presuntas amenazas a Evelyn Alonso

La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández
La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández - KIMEDIA - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo municipal de CC-PNC, Juan José Martínez, ha exigido la "inmediata" dimisión Patricia Hernández como alcaldesa de Santa Cruz y la entrega de su acta de concejala tras darse a conocer unas presuntas amenazas proferidas contra la nueva edil de Ciudadanos, Evelyn Alonso, en el caso de que apoyara la moción de censura presentada por Coalición Canaria y el Partido Popular en el Consistorio de la capital tinerfeña.

El portavoz nacionalista alude a unos audios que ha publicado el periódico 'El Día' en el que la alcaldesa de Santa Cruz llega a decir textualmente lo siguiente sobre Evelyn Alonso: "Ella va a pasear a escondidas porque no tiene las espaldas que tengo yo (...) Uno registra la moción de censura pero luego tiene que ir a votarla y luego tiene que seguir viviendo en Santa Cruz, ¿o nos mudamos? (...) Y vamos a ver, que yo tengo un montón de papeles, que esto va a ser un infierno (...) Es que ella piensa que esto va a ser fácil y esto para ella va a ser un sufrimiento".

Según sostiene Juan José Martínez, "la gravedad de las evidencias que muestran los audios dados a conocer a primera hora de esta mañana es de tal magnitud que no sólo debe dimitir de manera fulminante como presidenta de la Corporación, sino también entregar de inmediato su acta de concejala".

Al mismo tiempo, Martínez se pregunta si un partido como Ciudadanos considera que las maneras empleadas por Patricia Hernández, con la que mantiene un pacto de gobernabilidad en el Ayuntamiento, se corresponden con el manual de estilo de gobierno por el que aboga la formación naranja. "¿Son estos los modos de la regeneración democrática que pretendida por Cs y que proclama en todas las esquinas?", se cuestiona el portavoz nacionalista.

"Santa Cruz de Tenerife no puede tener entre sus representantes públicos a quien usa la intimidación y la amenaza como instrumentos para conseguir mantenerse en el poder político. Los años 20 y Chicago quedan muy lejos de esta muy noble, leal e invicta ciudad, como reza en su denominación", afirma Martínez.

Añade que con esta actitud de la máxima responsable del Partido Socialista en Santa Cruz "no es difícil adivinar de dónde han salido las amenazas e insultos recibidos por la concejala de Ciudadanos en las redes sociales y que le han supuesto tener que salir a la calle acompañada en todo momento por miedo a que este clima de crispación pudiera tener consecuencias sobre su integridad o la de su hijo".

"Los chicharreros y las chicharreas no nos merecemos que Patricia Hernández siga ni un instante más dentro de la Casa de los Dragos, ya que esta noticia, que ya tiene alcance nacional, deja en muy mal lugar a Santa Cruz, al asociarlo a prácticas que en nada tienen que ver con el juego democrático, en el cual está contemplado la moción de censura, y ya es portada de los medios de comunicación por estos comportamientos absolutamente despreciables", agrega el edil nacionalista.

Para Juan José Martínez, "es una pena que Santa Cruz de Tenerife presente en el día de hoy este nivel de embarramiento. Los hechos están ahí, al alcance de quien quiera escucharlos y son tan claros que no permiten ni siquiera una mínima excusa. Patricia Hernández debe aceptar que no puede aferrarse al sillón y abandonar las Casas Consistoriales".

Por otra parte, CC-PNC reclama al PSOE que actúe con "contundencia" ante estos "gravísimos" hechos y "no deje pasar la oportunidad de ponerse al frente contra estas prácticas, ya que está presente en los gobiernos de muchas capitales de provincia y es claro el mensaje que debe mandar".

De hecho, recuerda que en los estatutos de su propio partido, los aprobados hace un año, en el capítulo de faltas muy graves se establecen sanciones que van desde los 18 meses de suspensión de la militancia a expulsión del partido, con la consiguiente pérdida de los cargos orgánicos y públicos.

Según inciden desde el grupo municipal de CC-PNC, "siempre hemos entendido que las diferencias políticas no son impedimento alguno para llegar a acuerdos con los adversarios de otro signo, que no son enemigos, como lo hemos demostrado con la cogobernabilidad municipal con los socialistas desde 2011 a 2015". Eso sí, estas prácticas jamás harán torcer los principios democráticos que a todos nos deben guiar", concluye Martínez.