Publicado 05/02/2021 16:43CET

Un informe concluye que el obispo de Tenerife y la consejera de Sanidad de La Palma se saltaron el plan de vacunación

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo
El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo - GOBIERNO DE CANARIAS - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Canario de la Salud (SCS) ha dado por finalizado este viernes un informe en el que concluye que algunos cargos públicos como la consejera de Sanidad del Cabildo de La Palma, Susana Machín, o el obispo de Tenerife, Bernardo Ánvarez, se saltaron el protocolo de vacunación.

Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, que ha comparecido junto al director del Servicio Canario de la Salud (SCS), Conrado Domínguez, en la Comisión de Sanidad para presentar el Plan de Vacunación contra la covid-19.

Blas Trujillo ha indicado que este informe realizado por el SCS determina que, en base al protocolo publicado para la vacunación contra la covid-19, el hecho de que personas como Bernardo Álvarez o Susana Machín hayan recibido la vacuna no se ajusta a los criterios de vacunación establecidos.

Dicho informe afecta, además, a la concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Arafo, Virgina Rodríguez; al concejal de Hospital, Salud Pública y Seguridad en el Trabajo de Garachico, José Elvis de León; a la concejal de Servicios Sociales de Puntallana, María Eugenia Rodríguez, y a la concejal de Servicios Sociales de Puntagorda, María Mercedes Candelario Pérez.

Respecto al Plan de Vacunación, el consejero recordó que su objetivo es afrontar la inmunización del 70% de la población canaria mayor de 16 años, un total 1.348.586 personas, un objetivo a alcanzar en verano siempre que se garantice la recepción regular de las dosis de vacunas necesarias para alcanzar esta cobertura.

La etapa 1 de la estrategia de vacunación se inició el 27 de diciembre y hasta el momento se ha conseguido inmunizar a casi el 100% de los residentes y profesionales de los centros sociosanitarios de las islas (grupo 1, compuesto por 18.349 personas) y se ha alcanzado una cobertura del 95,7% en la primera dosis del personal de los centros sanitarios y sociosanitarios (grupos 2 y 3, que integran a 36.376 profesionales).

Ya ha comenzado la administración de la segunda dosis a este personal, así como se ha iniciado la vacunación de los trabajadores de los centros sanitarios concertados y privados. A 5 de febrero de 2021, se ha completado la pauta de vacunación a 20.599 habitantes y administrado un total de 76.231 dosis.

De acuerdo a la estrategia, los siguientes grupos poblacionales prioritarios en recibir la primeras dosis de la vacuna contra la COVID-19 se componen de grandes dependientes no institucionalizados (grupo 4 y último de la etapa 1) y personas con 80 y más años residentes en sus domicilios (grupo 5 y primero de la etapa 2), un colectivo complejo que requiere el desplazamiento de los profesionales a cada uno de los domicilios. Ambos grupos suman 70.073 personas en Canarias y comenzarán a recibir la primeras dosis en las próximas semanas.

Finalizada la vacunación domiciliaria de los grandes dependientes y de las personas con 80 y más años, la Consejería continuará con los grupos poblacionales que el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas determinen como siguientes en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Para alcanzar la cobertura del 70% de la población canaria vacunada contra la COVID-19 en verano, la Consejería necesita recibir 2.697.172 dosis de vacunas y maneja dos escenarios durante el desarrollo del plan operativo, sujetos a la disponibilidad de las vacunas necesarias, consistentes en la administración de 25.000 dosis diarias, lo que precisaría 128 días (cuatro meses y ocho días) para completar las inmunización del 70% de la población, y de 30.000 dosis diarias, lo que precisaría 111 días (tres meses y veintiún días).

UNA SITUACIÓN "PREOCUPANTE".

Por el Grupo Mixto, la diputada Vidina Espino afirmó que en Canarias existe una "falsa sensación" de que las cosas "van bien" respecto a la evolución de la covid-19, cuando la situación real "roza lo preocupante", y dijo que la vacuna es la "única solución" para poner fin a esta "pesadilla".

En este sentido, Vidina Espino reconoció el esfuerzo que se está haciendo por parte del SCS, pero lamentó que sólo 20.000 personas hayan recibido las dos dosis de la vacuna, un 0,8% de la población, por lo que ve "difícil" que se puedan cumplir a este ritmo los objetivos marcados por la Consejería de Sanidad.

Por otro lado, anunció que Cs va a presentar una PNL para exigir la dimisión o el cese de todos aquellos cargos públicos que se hayan saltado su turno en la vacunación porque lo considera un comportamiento "absolutamente insensible y deleznable". Asimismo, instó a la Consejería a ser "contundente" ante este tipo de casos.

El diputado popular Miguel Ángel Ponce también reconoció el "gran esfuerzo" del SCS pero criticó que el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, haya hecho la promesa de tener vacunados al 70% de la población canaria en el mes de junio, lo que "no conduce absolutamente a nada" y sólo genera "falsas expectativas".

Por ello, Miguel Ángel Ponce consideró que hay que ser "más prudentes" y también aprovechar todos los recursos, como los centros privados, concertados o la sanidad militar, para amplificar "lo máximo posible" el plan de vacunación contra el coronavirus.

También avanzó que el Grupo Popular presentará una PNL en la que plantea, entre otras cuestiones, que se tenga en cuenta la ultraperificidad de Canarias para que, ante problemas de stock, exista algún tipo de reserva extra para las islas; que se vacune al Grupo IV, o que se presente un calendario de vacunación para el resto de la población.

"MÁXIMA PRECAUCIÓN".

Luis Campos, de Nueva Canarias (NC), reiteró la petición al conjunto de la ciudadanía a extremar "más si cabe aún" la "máxima precaución", pues eso implicará "salvar muchas vidas". Por otro lado, felicitó al SCS por la planificación de la vacunación, que ha sido "muy eficaz", y de manera específica al personal sanitario, que también en esta etapa "ha estado a la altura".

Al igual que el Grupo Mixto, lamentó que algunas personas, aprovechándose de su cargo o capacidad de influencia, se hayan vacunado contra la covid-19 saltándose los protocolos, lo que, en su opinión, no es más que una demostración de "falta de civismo" y un ejercicio de "insolidaridad lamentable".

Desde las filas socialistas, Marcos Hernández quiso dejar claro que Ángel Víctor Torres no ha hecho ningún tipo de alarde con respecto a los datos epidemiológicos y aseguró que sólo se ha dedicado a adoptar medidas "extraordinariamente complicadas".

Según Marcos Hernández, el hándicap en estos momentos tiene que ver con el mercado de las vacunas y aseguró que la sanidad pública tiene capacidad para tener un nivel aceptable de vacunación en los próximos tres meses, siempre y cuando se tengan las dosis necesarias.

La diputada Melodie Mendoza (ASG) indicó que Canarias no está llevando a cabo un mal plan de vacunación, sino sufriendo un problema de distribución de dosis. Asimismo, cree importante no relajarse con las medidas sanitarias frente a la covid-19, porque hasta no lograr la vacunación masiva, considera que la responsabilidad individual es lo único para mantener un nivel de contagio bajo.

Igualmente, Melodie Mendoza reprochó la "falta de sensibilidad" de aquellas personas que, aprovechándose de su cargo, se han saltado el protocolo de vacunación, una circunstancia que también fue criticada por María del Río, de Sí Podemos Canarias, que lo tildó de "vergüenza".

Por último, el diputado nacionalista José Alberto Díaz Estébanez consideró que lo relevante no es conocer tanto el porcentaje de vacunas recibidas, sino de personas inmunizadas respecto al total de la población, así como el número de personas que se han "colado" saltándose el protocolo de vacunación.

Para leer más