Publicado 28/03/2016 17:18CET

Un perro potencialmente peligroso hiere a una niña de 9 años en Las Palmas de Gran Canaria

Perro potencialmente peligroso que hirió a una niña de 9 años
CEDIDA

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un perro considerado potencialmente peligroso hirió, el 25 de marzo, a una niña de 9 años de edad mientras jugaba en el rellano de su vivienda, en Las Palmas de Gran Canaria, según informó la Policía Local en un comunicado.

Los hechos se produjeron el viernes, 25 de marzo, a las 18.00 horas en el Polígono Cruz de Piedra, cuando la niña mientras jugaba en el rellano de su casa sufrió el ataque de un perro, que se abalanzó sobre la menor, mordiéndole la pierna y un glúteo, quedando enganchado a la niña hasta que su padre y un vecino consiguieron separar al animal.

Este ataque del perro le causó a la menor heridas "de gravedad", por lo que la niña tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Materno Infantil donde necesitó de intervención quirúrgica, si bien la Policía Local ha asegurado que ya ha sido dada de alta.

En cuanto al perro, los agentes se incautaron del mismo, después de que una llamada al 092 les alertara de lo sucedido y una vez en el lugar comprobaran que se trataba de un perro de la raza staffordshire, considerado como potencialmente peligroso.

Asimismo, los agentes comprobaron que el propietario del animal, un joven de 19 años, carecía de licencia para la tenencia de perros potencialmente peligrosos y además carecía de la documentación exigida por la ley para su control, así como de las vacunas reglamentarias.

Ahora, la Policía Local investiga si fue un despiste la causa de que el perro escapara de su casa y atacara a la menor, según manifestó a los agentes un familiar del propietario del animal, que en ese momento se encontraba fuera de la vivienda. De todos modos, la Unidad Canina de la Policía Local procedió a retirar al animal a su propietario el mismo viernes para entregarlo al albergue insular de animales y ponerlo en cuarentena.

Finalmente, los agentes han denunciado al propietario por carecer de la licencia para la tenencia de animales peligrosos, así como por no haber obtenido ninguno de los documentos exigidos para el control del perro, lo que conllevaría varias multas. Los hechos también se han puesto en conocimiento de la autoridad judicial, ya que las heridas causadas en la menor han precisado de cirugía y podrían ser constitutivas de un delito de lesiones por imprudencia.