El primer alcalde que casó gays cree demostrado que el matrimonio homosexual no era una petición "frívola"

Actualizado 12/03/2009 20:22:00 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Campillo de Ranas (Guadalajara) --primer municipio donde se casó una pareja gay--, Francisco Maroto, ha opinado que con el matrimonio homosexual se ha demostrado que no era una reacción ni una petición "frívola" de la comunidad gay, según puso hoy de manifiesto durante una rueda de prensa con motivo de la presentación del documental 'Campillo, sí quiero', dentro del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria.

Sobre la situación después de que de aprobara la Ley que permite casarse a las parejas homosexuales, explicó que Campillo de Ranas ha empezado a hacer historia. "Cuando salimos fuera de España somos un hito. España es la Ley Zapatero y el Real Madrid porque en otros países no saben cuando llegará allí la Ley".

"Lo que sí se ha demostrado es que no era una reacción frívola --el que la comunidad gay quisiera tener derecho a casarse--, que no íbamos a salir del bar de ambiente y que nos íbamos a casar porque nos habíamos conocido esa noche. Lo que se esta dando es que se están regularizando parejas que llevan muchos años de convivencia, que viven mucho lo que van a hacer, y que incluso tienen hijos en común", declaró.

En ese sentido, indicó que "no ha pasado nada" al permitir casarse a los gays y que en su momento hubo gente que decía que las parejas homosexuales de divorciarían --puesto que el Congreso aprobó la Ley de Divorcio Rápido por la misma época-- del mismo modo que se casaban. Así, explicó que en Campillo se han casado unas 300 parejas tanto homosexuales como heterosexuales y que, hasta el momento, no le había llegado ninguna petición de certificados para poder divorciarse.

Sobre la cantidad de parejas gays que se han casado en Campillo, Maroto comentó que ha perdido la cuenta. "Creo que el año pasado casé cerca de 86 parejas en total, de las que gays eran 20 o 25 parejas. Este año ya tenemos completo todo el año de parejas e incluso, hay gente que llama para el año que viene".

LEY DE MATRIMONIOS GAYS DESDE 2005

En junio de 2005, el Parlamento español aprobó la ley de matrimonios gays, que otorga los mismos derechos a las parejas homosexuales que a las parejas heterosexuales, incluida la adopción.

"Alcaldes como el de Valladolid hicieron un llamamiento para boicotear la ley. Sin embargo, Francisco Maroto, alcalde de Campillo de Ranas, un pequeño pueblo de 50 habitantes perdido en las montañas de Guadalajara, levantó la mano y dijo: Yo caso", indicó la organización del Festival Internacional de Cine de la capital grancanaria.

La noticia se convirtió en un fenómeno mediático que atrajo incluso a periódicos como The Independent y The New York Times. En la cinta, Ray, un chico americano, y su novio español, Pepe, llegan a Campillo para casarse.

Así, el director del filme documental 'Campillo, sí quiero', Andrés Rubio, ha rodado la situación de "normalidad" que se vive en el pueblo, que fue el primer municipio de España donde llevó a cabo un matrimonio homosexual.

De esta manera, Rubio indicó que ha sido "difícil" poder grabar un matrimonio homosexual, puesto que en principio las parejas se mostraban algo rehacias a que su boda se filmara, aunque al final el equipo de rodaje consiguió filmar una.

La película tendrá su primer pase al público mañana viernes 13 de marzo a las 20.30 h. en los Multicines Monopol de Las Palmas de Gran Canaria.