Publicado 05/03/2021 09:55CET

Red Canaria por los derechos de las personas migrantes reclama un trato "digno" tras la muerte de un joven en la calle

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El colectivo Red Canaria por los derechos de las personas migrantes se concentraron en la tarde del jueves a las puertas de la Delegación del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria para reclamar un trato "digno" a las personas que huyen de sus países de origen tras la muerte de un joven inmigrante en una calle de la capital grancanaria.

Al respecto, indican que unas 70 personas se concentraron por la "muerte de un joven migrante --de 19 años-- en las calles de la capital grancanaria, nueva víctima mortal de las políticas migratorias, que impiden continuar sus viajes a miles de personas, retenidas en las islas en contra de su voluntad, sin alternativas vitales ni acogida dignas", según expone la Red en un comunicado.

En este sentido, señalan que como el joven Ahmed, unas 20 personas han perdido la vida y 34 han desaparecido en lo que va de año 2021 como, consideran, "consecuencia directa de las políticas migratorias y las violaciones de los derechos humanos".

Asimismo, rechazan las deportaciones a los países de origen, de los que subrayan "salieron arriesgando sus vidas por el efecto huida de la pobreza y los conflictos bélicos, provocados mayoritariamente por el expolio colonialista ejecutado durante siglos por los mismos países que hoy les cierran las puertas". Por ello, desde la Red se aboga por el respeto al "libre ejercicio del derecho a migrar y el fin de la usurpación" de recursos del continente.

Por último, la Red reclama un "trato digno y respetuoso" con los derechos humanos para las personas migrantes, al tiempo que critica la "desidia" de las administraciones públicas --municipales, insulares, autonómicas, estatal y europea--, ya que exponen que "más allá de la estricta interpretación de sus ámbitos competenciales, no pueden mirar para otro lado cuando las calles de sus municipios y sus islas son escenario de semejante crisis humanitaria".

Finalmente, destacan la "lección de solidaridad y sentido común" de la sociedad civil canaria, que subrayan llenan "el vacío por la inacción institucional".

"No queremos que nuestros mares y nuestra tierra se conviertan en lugar de sufrimiento, abandono de personas en situación de extrema necesidad, muerte y vulneración sistemática de los derechos humanos. Rechazamos todo aquello que alimenta los sentimientos de odio, racismo y xenofobia", concluye el comunicado que leyeron en la tarde de este jueves a las puertas de la Delegación del Gobierno.