Los Reyes Magos regalan sonrisas a los pequeños en el Hospital de Candelaria en Tenerife

Actualizado 05/01/2009 17:11:01 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los Reyes Magos de Oriente decidieron este lunes adelantar la visita a los niños ingresados en el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria en Tenerife a quienes regalaron sus sonrisas, según ha informado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias en un comunicado.

Los pequeños que estaban ingresados en estos días en las plantas de Pediatría fueron sorprendidos por esta comitiva a la que no esperaban hasta mañana, no obstante, según la nota "no perdieron oportunidad para hablar animadamente con su rey preferido".

La primera parada de los Reyes fue en el Belén situado en el hall del edificio principal del HUNSC. El Nacimiento ha recibido el título Candelaria, en un mar de nubes, ya que está dedicado este año a la Virgen de Candelaria -advocación que da nombre al hospital- con una reproducción artesanal de la Basílica, el Ayuntamiento y las casas típicas de arquitectura canaria que circundan la villa mariana, así como de la playa y los guanches que la flanquean.

Este Belén 2008, cuyo diseñador y autor es el doctor Juan Leonardo García Gómez, coordinador del Servicio Pedagógico y pedagogo del Aula Hospitalaria del HUNSC, ha recibido una mención honorífica en el XXXVII Concurso de Belenes Ciudad de Santa Cruz de Tenerife. Leonardo también es el organizador de la visita real, así es que consiguió que Sus Majestades depositaran el oro, incienso y mirra tal cual hicieron hace ya 2009 años en el pesebre en el que nació Jesús de Nazaret. Tras la ofrenda, iniciaron el recorrido por las plantas del Hospital.

Niños de unos 3 años no acababan de creerse que los Reyes Magos hubiesen entrado en su habitación, ha explicado la nota, que se sorprendieron de recibir los regalos de mano de sus majestades.

En la planta cero los Magos de Oriente se encontraron con otro pequeño que salió corriendo al pasillo y les espetó: "Yo he sido muy bueno". Gaspar se acercó con él a su cama donde abrió su regalo y el niño sin parar de parlotear, miró con "ojillos de agradecimiento" al Rey y le dijo: "Muchas gracias. Te quiero mucho", relataron desde la nota.

Los Reyes, después de visitar a los niños, se dirigieron al resto de habitaciones del HUNSC, ofreciendo caramelos a todos los pacientes y sus familiares.