Publicado 10/12/2021 14:05CET

Torres prevé que en enero se firme la "excepcionalidad" en la EBAU para los alumnos afectados por el volcán

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, en un encuentro con estudiantes en un centro educativo de La Palma
El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, en un encuentro con estudiantes en un centro educativo de La Palma - GOBIERNO DE CANARIAS

SANTA CRUZ DE LA PALMA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha avanzado este viernes que en enero se firmará la orden ministerial que incluirá una "excepcionalidad" en la EBAU para los alumnos de los municipios de El Paso, Tazacorte y Los Llanos de Aridane afectados por la erupción volcánica.

En declaraciones a los periodistas tras visitar varios centros educativos en la isla ha comentado que trasladará esa petición al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su próxima visita a la isla, y ha señalado que se seguirá el mismo patrón que con la ampliación de las becas.

Torres entiende que los estudiantes deben examinarse solo de "lo que han dado en clase" tras muchas interrupciones desde que comenzó la erupción y corroboró sus argumentos de que no quieren una prueba más fácil sino que sea "justa".

El presidente ha dado las gracias a la comunidad educativa del Valle de Aridane por su esfuerzo y resistencia ante la erupción, con profesores "que han perdido sus casas y siguen trabajando" o estudiantes que "se levantan con ganas de aprender y tirar para adelante".

Ha reconocido que "son momentos muy difíciles" pero ha destacado a los "magníficos profesionales" de la educación en la isla que "priorizan la educación al dolor interno", y la "actitud clave" de los jóvenes.

Ha dicho también que hay que buscar mecanismos para "reconstruir La Palma" y que la población no tenga que abandonar la isla, al tiempo que se ha mostrado convencido de que "va a haber oportunidades" de futuro.

Torres ha valorado también el esfuerzo realizado por su Ejecutivo para mantener el servicio educativo en el Valle, con cuota cero en los comedores, reubicación de estudiantes, unos 35.000 euros más al mes para aumentar el transporte escolar u otros 600.000 euros para la limpieza de cenizas en los centros educativos.