Zerolo culpa a sus contrincantes de "intentar cazar votos como aves de rapiña" al anunciar que seguirán las obras

Actualizado 13/05/2007 22:00:05 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 12 May. (EP/IP)

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, criticó que la sentencia del Tribunal Supremo que declara el acuerdo de compra de los terrenos de Las Teresitas contrario al ordenamiento jurídico haya sido recibida, "al parecer, con mucho júbilo y alegría por políticos que no tienen programas ni ideas para la ciudad". Acusó a sus contrincantes de "intentar buscar votos mientras alarman a la ciudadanía, culpabilizarme por un expediente administrativo y, como aves de rapiña, esta mañana se han tirado a la caza de votos para intentar que la campaña electoral de Coalición Canaria (CC) se centre en este tema". Zerolo anunció que las obras en esa playa continuarán a pesar del fallo.

El alcalde, que restó importancia a la sentencia, aseguró que el municipio "ha ganado los ocho últimos casos" contra fallos pronunciados por la Sala Quinta de lo Contencioso Administrativo del Supremo; la misma que ha emitido la nueva sentencia sobre Las Teresitas y que el alcalde recordó que "aún no es firme, por lo que los Servicios Jurídicos del ayuntamiento estudian la posibilidad de recurrirla".

Entre los aplausos de los miembros de su partido reunidos en la sede de campaña de CC, el alcalde ironizó el momento en que el Tribunal Supremo emitió el fallo. "Habrá que empezar a creer en casualidades porque esta sentencia sale a los dos días del inicio de la campaña electoral y se acumula a todas las demás casualidades anteriores", dijo. "No es causalidad que nos hayamos vuelto a enterar por los medios de comunicación de una sentencia que afecta al ayuntamiento y ya son muchas las casualidades juntas". Aseguró que no ha recibido la sentencia ni ha sido notificado aún.

"La sentencia no modificará el proyecto de la playa ni permitirá que se construya allí", indicó Zerolo, quien quiso "tranquilizar" a la población de Santa Cruz. "El fallo no invalida la compra de la playa ni cuestiona el convenio urbanístico. Tampoco cuestiona la ordenación urbanística de Las Teresitas; sólo se refiere a un aspecto del expediente". Ese aspecto es "la determinación de la compraventa al entender que debió seguir un procedimiento administrativo específico que, al parecer, no fue cumplimentado".

Zerolo explicó que "el ayuntamiento defiende la postura contraria" a la sentencia del Supremo pero a continuación aseguró que "lo primero que hará el municipio será subsanar el defecto advertido por el Tribunal Supremo".

El alcalde advirtió de que "si el Supremo hubiera notados indicios de responsabilidad penal habría tenido que remitir el expediente a los juzgados correspondientes para depurar las responsabilidades". En cambio, "el Tribunal Supremo se ha limitado a señalar una infracción del procedimiento, que es subsanable". .