El 79% de los riojanos acusa a los hipermercados "de prácticas poco sostenibles" en el envasado de los productos

Publicado 23/12/2018 19:55:15CET

LOGROÑO, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

Todos lo hemos vivido: tras guardar la cola en el supermercado, el cajero nos pregunta si vamos a querer bolsas para llevarnos nuestra compra. El precio: 5 céntimos la unidad, una cantidad que las grandes superficies tratan de justificar alegando que el plástico es perjudicial para el medioambiente. Pero mirando alrededor, la explicación suena, como mínimo, poco convincente, ya que el propio establecimiento utiliza el plástico para casi todo: desde el envasado de los productos frescos, como la fruta, la carne o la verdura, hasta las mismas bolsas que venden a sus clientes.

Esta realidad cotidiana es, sin duda, una de las principales quejas de los riojanos en materia de sostenibilidad, ya que casi 8 de cada 10 (79%), creen que empaquetar con plástico los productos frescos y perecederos es "un gasto innecesario y poco sostenible" que son partidarios de eliminar y que, además, se contradice con la política de los supermercados de cobrar por las bolsas de la compra, una iniciativa que describen como "mero ahorro de costes".

Pero los riojanos van mucho más allá: 32.000 (14%) piensan que la preocupación por el medioambiente es tan sólo una moda y que no se toman las medidas suficientes. El sistema de reciclado de nuestro país tampoco despierta una opinión mejor: el 47% de riojanos afirma que es inadecuado ya que no sólo se guía por criterios medioambientales y también responde a intereses de las empresas privadas que lo gestionan.

Sin embargo, pese a ser muy críticos, lo cierto es que los riojanos no terminan de estar concienciados en materia de sostenibilidad. De hecho, el 39%, un porcentaje equivalente a 88.000 personas, no sabe reciclar correctamente y confunden los contenedores, y el 87% admite que no conoce adecuadamente la cadena del Sistema de Reciclaje.

Éstas son algunas de las principales conclusiones que se extraen del informe "La sostenibilidad y el consumo en los hogares españoles", realizado por la División de Hogar de Línea Directa Aseguradora y que está en basado en una encuesta a más de 1.700 personas de entre 18 y 75 años en todo el país.

UNA SITUACIÓN QUE SE AGRAVA EN NAVIDAD

La Navidad suele ser un sinónimo de excesos para el cuerpo, el bolsillo y hasta para nuestro planeta. En este sentido, según el Informe del Consumo de Alimentación en España del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, las navidades pasadas los españoles nos gastamos casi 7.000 millones de euros en alimentación, el mes con la mayor cifra del año. Sin embargo, la falta de planificación y un consumismo a veces frenético, conlleva que parte de esa comida acabe en la basura.

Así, más de 89.000 riojanos (el 39%) reconocen que suelen tirar alimentos en épocas como ésta, en la que se compra más de lo necesario. Además, menos de 1 de cada 10 consumidores en La Rioja tiene presente la sostenibilidad del producto en la compra de los regalos navideños.

Por su parte, según datos de Red Eléctrica de España (REE), durante estas fiestas, el consumo de luz aumenta un 28% en los hogares españoles, principalmente por el mayor uso que se hace de los electrodomésticos. Un gasto energético al que hay que sumar el tradicional alumbrado navideño que ilumina nuestras ciudades casi un mes antes y sobre el que un 89% de los riojanos opina que deberían seguir más "criterios ecológicos y un mayor control del gasto". Algunos van incluso más allá, ya que un 16% de los encuestados en La Rioja cuestiona estéticamente estos adornos.

UN PROBLEMA GLOBAL: EL RECICLAJE

Según Greenpeace, una botella de plástico tarda de media unos 500 años en descomponerse, una cifra alarmante teniendo en cuenta que en España se recicla sólo el 30% de este material. Algo que, sin duda, supone un gran desafío para nuestra sociedad, ya que la Unión Europea ha aprobado que, en 2030, el 100% de los envases tienen que ser reciclados de forma rentable.

En este sentido, según datos del INE, cada español produce de media 471 kg de residuos al año, lo que supone un total de 21,9 millones de toneladas de basura. De ellas, menos de 4 millones se desechan de forma separada, haciendo uso de los contenedores correspondientes. Por tipología de residuo, papel, plásticos y vidrio son lo más reciclado en los hogares de nuestro país, mientras que los medicamentos son lo que peor se desechan.

Esto se traduce en hábitos realmente negativos para el medioambiente, ya que todavía más de 9.000 riojanos (4%) tiran las pilas directamente a la basura con el resto de residuos y 51.000 (23%) arrojan las toallitas húmedas o los bastoncillos de los oídos por el inodoro, una práctica que cuesta millones de euros cada año a las Administraciones Públicas. Además, 98.000 (43%) riojanos aún almacenan los móviles en casa en vez de reciclarlos.

Contador