Publicado 02/03/2021 13:45CET

Abierta la ampliación de Parque Felipe VI de Logroño, 27.322 m2 de parque urbano con zona verde y estanque con pediluvio

Ampliación del Parque Felipe VI de Logroño, con el estanque lúdico al fondo.
Ampliación del Parque Felipe VI de Logroño, con el estanque lúdico al fondo. - EUROPA PRESS

   LOGROÑO, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La ampliación del Parque Felipe VI, sobre la cúpula de la estación de autobuses, uniéndose con la zona ya realizada, sobre la estación de tren y hacia Cascajos, está desde este martes oficialmente abierta al público, con sus 27.322 metros cuadrados de nueva zona verde y la novedad de un lago, con tres zonas, una de ellas, un pediluvio apto para el baño.

   El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza; la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán; y el consejero de Hacienda del Gobierno regional, Celso González, han inaugurado este mediodía el Parque, con la ampliación que baja por la cúpula de la estación de autobuses hasta la prolongación de la calle Belchite con Hermanos Hircio.

   En concreto, los 27.322 metros cuadrados se distribuyen en tres espacios; 3.075 m2, de parque cúpula; en parque sobre la estación, 8.912 m2; y la mayor parte, 15.335 metros cuadrados, en lo correspondiente al Parque Oeste. De este modo, junto con la otra parte ya ejecutada, el Parque Felipe VI de Logroño contará en su totalidad con 62.638 metros cuadrados.

   Hermoso de Mendoza ha valorado la apertira de esta nueva zona verda que supone "un nuevo parque en la zona sur de la ciudad para el disfrute de la ciudadanía". Ha destacado, en este sentido, "su diseño y ejecución según los criterios de la economía circular".

   "Es un ejemplo -ha añadido el primer edil- en el empleo de materiales de bajo impacto, como los caminos con arena estabilizada. También se ha usado un sistema urbano de drenaje sostenible. El parque dispone, por último, de un estanque lúdico de 1.200 metros cúbicos con zona de pediluvio".

   Por su parte, María Marrodán ha señalado que el Parque Felipe VI es un ejemplo de urbanismo sostenible, una nueva zona verde que elimina de manera definitiva la división urbana que existía por la línea férrea. "Ahora es el momento que seamos las personas, los peatones, quienes disfrutemos de este nuevo cinturón verde de Logroño", ha afirmado.

   En sus palabras, "el parque es la demostración de la necesaria colaboración que debe existir entre las administraciones que integramos la Sociedad del Ferrocarril para alcanzar el objetivo final de lograr la mejor integración posible del tren a su paso por la ciudad".

   De este modo, ha añadido, "el consenso, la colaboración y el diálogo permanente entre el Gobierno de España, el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Logroño está siendo una prioridad y gracias a ello, se está avanzando hacia la inminente finalización de la Fase I del soterramiento".

   "Una meta cada vez más cerca, un gran reto que se planteó en beneficio de la ciudadanía para eliminar la barrera que suponían las vías del tren", ha dicho Marrodán, para quien "el objetivo no es conformarse con la conclusión de la primera fase del soterramiento, por lo que las tres administraciones seguimos colaborando para un nuevo convenio marco que haga realidad las Fases II y III".

   Como ha asegurado la delegada del Gobierno en La Rioja, "el compromiso del Gobierno de España es firme y la demostración es que estamos trabajando en ese nuevo convenio que equilibre los esfuerzos de las tres administraciones".

EL PARQUE.

   El nuevo parque dispone de 10.500 arbustos leñosos y de 57.000 stipas, una gramínea herbácea, así como 7.452 metros cuadrados de camino de arena estabilizada con cal. Las especies vegetales del jardín han sido seleccionadas en función de la disponibilidad hídrica y el criterio de mayor biodiversidad adaptada al medio, y tienen, por eso, poca necesidad de agua.

   El sistema de ciclo del agua implantado en el parque, que funciona como una 'esponja' que recoge en aljibes y reutiliza el agua de la lluvia, es una de las aportaciones más relevantes desde el punto de vista medioambiental.

   Una de las principales novedades del parque abierto este martes es el estanque lúdico de 1.200 metros cúbicos con zona de pediluvio. Este estanque contará con tres zonas diferenciadas, dos de menor profundidad "indicadas para poder jugar en ellas", y otra, más profunda, "que se delimitará con una valla, para evitar accidentes".

   Este nuevo parque que se suma a Logroño "se encuentra en proceso de certificación con el estándar internacional BREEAM Urbanismo, un sello de calidad medioambiental que solo ha sido concedido a 52 proyectos urbanísticos en todo el mundo y que evalúa, además del resultado, la ejecución y todo el ciclo de vida de los materiales empleados".

CÁMARAS DE VIGILANCIA.

   El Parque, además, contará en el futuro próximo con cámaras conectadas a la Policía Local para evitar episodios de vandalismo. Será la primera vez en la ciudad que se instalen este tipo de dispositivos de vigilancia.

   Por el momento, no se tiene la ubicación exacta ni el número de cámaras que se van a instalar, aunque la previsión es colocarlas en las luminarias, cubriendo las zonas de parque sobre las estaciones, con lo que el coste será "mínimo".

Para leer más