ADICAE edita la 'Guía de alimentación: planificar y reutilizar todo es empezar'

Portada Guía de alimentación de ADICAE
ADICAE
Publicado 06/01/2019 11:13:54CET

LOGROÑO, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Si la Unión Europea afirma que "el desperdicio alimentario en España es de 7,7 millones de toneladas, siendo el 7º país que más desperdicia de Europa", por lo que "cada ciudadano español desperdicia 173 kilogramos de alimentos, sabiendo que el 80 % de estos alimentos podría ser evitado", no es de extrañar que la Asociación de Usuarios de Bancos Cajas y Seguros (ADICAE) haya publicado su 'Guía de alimentación: planificar y reutilizar todo es empezar', firmada por Alfonso Lacuesta, ITA en Industrias Alimentarias y agente de Innovación.

Una publicación en la que, dividida en capítulos, hace un recorrido completo de los alimentos desde el campo a los hogares para concluir con su conservación en las casas y su aprovechamiento, una vez cocinados, antes de que terminen en la basura.

Se trata de una guía práctica y sencilla que se puede conseguir
en la sede de ADICAE La Rioja. calle Miguel Villanueva 7, 2º izda., oficina C26001 de Logroño o descargándola desde la sección de publicaciones de la web: otroconsumoposible.es donde vamos a encontrar herramientas más que suficientes para cambiar los malos hábitos que como compradores y consumidores tenemos -que es donde radica lo principal problema del desperdicio- al tiempo que nos hace pensar en las malas acciones que estamos realizando movidos simplemente por la costumbre.

En los antecedentes sobre el desperdicio alimentario, Alfonso Lacuesta aporta datos como que "las pérdidas de alimentos por año son aproximadamente del 30 por ciento para cereales; 40-50 por ciento para cultivos de raíces, frutas y verduras; 20 por ciento para semillas oleaginosas, carne y productos lácteos más 35 por ciento para pescado"; recuerda que "casi el 30 por ciento de la tierra agrícola del mundo se utiliza para producir alimentos que nunca serán consumidos"; sin olvidar la economía circular o el grave problema en la generación de plásticos para el envasado y en muchos casos el sobreenvasado de alimentos sin conseguir su reciclaje. A partir de ahí desarrolla toda una batería de propuestas a la hora de la compra de los alimentos, su almacenaje y uso en los hogares y finalmente, el aprovechamiento de alimentos ya cocinados.

Y es que no podemos permanecer impasibles ante los datos demoledores que nos aporta Manuel Pardos, presidente de ADICAE, en la presentación de la guía: "El volumen mundial de despilfarro de alimentos se calcula en 1.600 millones de toneladas al año en el mundo según la FAO. Este se genera desde su producción hasta su consumo final, debido a una gestión incorrecta durante toda la cadena de la alimentación", ha indicado.

"Todo ello tiene consecuencias nefastas para los seres humanos, puesto que mientras se produce este desperdicio cada día mueren 25.000 (personas) en el mundo a causa del hambre, pero también sobre el medio ambiente. El desperdicio de alimentos supone la emisión de 3.300 millones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera y un gasto de 250 km3 de agua cada año. Tenemos que tener en cuenta que estos desperdicios se producen tanto por parte de los consumidores como por los poderes organizados de la producción, distribución y comercialización de alimentos", ha concluido.

Contador