Publicado 17/12/2021 13:34CET

La calle Murrieta se remodelará con carril bici, zonas verdes y un nuevo paso elevado frente al Palacio de Justicia

La calle Murrieta se remodelará con carril bici, zonas verdes y un nuevo paso elevado frente al Palacio de Justicia
La calle Murrieta se remodelará con carril bici, zonas verdes y un nuevo paso elevado frente al Palacio de Justicia - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

   LOGROÑO, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La calle Murrieta de Logroño se remodelará "incluyendo en el proyecto demandas vecinales", contando así con carril bici segregado, zonas verdes y un nuevo paso de peatones elevado frente al Palacio de Justicia de La Rioja. El proyecto, con actuaciones desde la rotonda de Carmen Medrano con Duques de Nájera hasta Las Palmeras, tiene un presupuesto de 420.000 euros y será licitado próximamente.

   El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha presentado este viernes el proyecto, "para una calle que forma parte del eje Sur-Oeste, identificado en la estrategia de red básica de itinerarios ciclistas y reflejada en las inversiones previstas en el presupuesto de este año". Incluso se plantea financiación de Fondos UE.

   Ha recordado que "en mayo de este año, aprovechando la campaña de asfaltado, ya se realizó una modificación en un tramo de esta calle para comprobar el funcionamiento de la nueva configuración, se trata del cruce con Ramírez de Velasco donde se quitaron los semáforos y se ha podido comprobar que el tráfico es más calmado y a la vez más fluido, al mismo tiempo que se ha reducido la velocidad y el ruido".

   El objetivo es, según Jaime Caballero, "calmar el tráfico en esta vía principal, permitir la convivencia de los diferentes modos de movilidad, realizar un reparto proporcionado del espacio público, favorecer la movilidad activa, proteger a los más vulnerables y desde el punto de vista turístico no hay que olvidar que es un tramo del Camino de Santiago".

   Las peticiones ciudadanas que se realizaron sobre el anteproyecto se incluyen en este proyecto son, en primer lugar, "prolongar y completar la segregación del carril bici para mejorar la seguridad de los más vulnerables, sobre todo en el tramo de la Bene".

   Para ello, se ha modificado el proyecto de forma que se juntan las paradas de autobús del urbano y el metropolitano y se crea una plataforma para prolongar el carril bici por detrás de las marquesinas de estas paradas autobús. Posteriormente, el carril derecho se convierte en ciclocarril compartido con el resto de vehículos para mantener la capacidad de la glorieta que separa la calle Murrieta con Avenida de Burgos.

   En segundo lugar, añadir arbolado y zonas verdes, que se van a incluir zonas verdes en las zonas de transición (las que por geometría del trazado quedan en algunos tramos entre el carril bici y el carril de vehículos motorizados) para avanzar en algo tan importante como la mitigación y adaptación al cambio climático.

   De esta forma se añadirán zonas verdes con sistemas urbanos de drenaje sostenible (SUDS) para reducir el efecto de la isla de calor, aumentar la biodiversidad, aliviar a los sumideros del exceso de agua en los episodios de tormentas o lluvias torrenciales y, al mismo, tiempo infiltrar humedad al subsuelo para potenciar su capacidad de absorber el Co2. "Este tipo de soluciones es importante que las vayamos extendiendo a toda la ciudad", ha indicado Jaime Caballero.

   En tercer lugar, la carga y descarga. Se desplazan los contenedores a calles perpendiculares como Ramírez de Velasco o Beratúa, para optimizar y ampliar las zonas de carga y descarga y evitar al mismo tiempo la parada de los camiones de residuos en una vía principal como Murrieta.

   En cuarto lugar, los pasos peatonales. "Otra cuestión muy demandada es la ampliación, elevación e incremento del número de pasos peatonales sobre todo frente al Palacio de Justicia donde finalmente se ha podido añadir en el proyecto un paso elevado para mejorar la permeabilidad peatonal y hacer efectiva la reducción de la velocidad de los vehículos", ha dicho el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible. Este paso se suma a las actuaciones que se han anunciado sobre nuevos pasos peatonales.

   En quinto lugar, una petición atendida ha sido que las bicicletas se pudiesen incorporar directamente desde Murrieta a la calle Rey Pastor a través un tramo de carril bici en la calle Vitoria. Al mismo tiempo, se añade zona verde en esta intersección.

   El proyecto se detiene en la glorieta de Las Palmeras porque el siguiente tramo hasta la Plaza Diversidad se incluirá en el proyecto del siguiente tramo de eje-ciclista este-oeste.

   "De esta forma, respondemos a una de las principales demandas ciudadanas y al PMSUS, el objetivo es ir tejiendo una red básica de itinerarios ciclistas que favorezcan la movilidad activa (que es la más saludable y sostenible) de forma inclusiva para responder a las necesidades de las personas que se sienten más vulnerables y les cuesta más circular junto al resto de vehículos", ha apuntado el edil.

   La intención del equipo de Gobierno municipal es "que el proyecto se licite en este mismo año, vamos a hacer todo lo posible", de manera que "se pueda empezar la ejecución para la primavera", que será "corta, porque no tiene obras grandes, en su mayor parte es una redistribución de los espacios, con lo que no se tardará mucho".

Para leer más