La CHE licita los trabajos de obtención de datos hidrológicos en la Cuenca para el Anuario Oficial de Aforos de España

Actualizado 04/07/2015 7:46:01 CET

LOGROÑO, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), ha anunciado, mediante su publicación hoy en el Boletín Oficial de Estado, la licitación de los trabajos de obtención de información hidrológica de la Cuenca para el Anuario Oficial de Aforos.

Esta asistencia técnica tiene un presupuesto base de licitación de 120.455 euros y consiste en la recogida sistemática de los datos almacenados en la red de estaciones de aforo.

Los datos obtenidos, una vez analizados por el Área de Hidrología y Cauces de la Confederación del Ebro, serán incluidos en el Anuario Oficial de Aforos Digital de toda España que elabora el MAGRAMA. Las series históricas de información hidrológica aportada hasta la fecha al anuario han sido utilizadas en la elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación de la Demarcación del Ebro, que forman parte del Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables.

Para realizar este control estadístico de caudales, la Confederación del Ebro cuenta con una red oficial de estaciones de aforo que agrupa 391 instalaciones repartidas en los más de 85.500 km de la Cuenca. De estas estaciones, 127 son propiedad de concesionarios y 264 de titularidad estatal. De estas últimas, 224 están ubicadas en ríos y 40 en canales.

Estas infraestructuras en ríos integran, junto con estaciones en embalses (73), pluviómetros (340); estaciones de temperatura ambiente (194) y de sistemas de riego (286), la red de información de campo del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), la herramienta fundamental para la toma de decisiones en la gestión de los recursos hídricos de la Cuenca del Ebro, con el fin de optimizar su asignación y explotación.

Esta aplicación, junto con el Sistema de Ayuda a la Decisión, ha demostrado su gran eficacia a la hora de afrontar situaciones de avenidas y sequías en la Cuenca.

El primer Anuario de Aforos se remonta a 1912 y su publicación ha seguido de forma continua hasta nuestros días, con la excepción del periodo de 1932 a 1942, que por motivo de la guerra civil no se dispusieron de datos de manera regular. Actualmente se publica en formato digital.

Para leer más