El Colectivo Ecologista Riojano se opone a la instalación de dos centrales térmicas en la cuenca alta del Ebro

Actualizado 06/05/2007 19:24:36 CET

LOGROÑO, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El Colectivo Ecologista Riojano (CER) se opuso hoy a la instalación de dos centrales térmicas en la cuenca alta del río Ebro, en Miranda y Lantarón, al igual que hizo con la central térmica de ciclo combinado de Arrúbal, según informaron a Europa Press.

Para el CER la construcción de estas dos centrales en las inmediaciones del Ebro, "no se produce de una forma arbitraria", ya que hay una "gran necesidad" de emplear "importantes cantidades" de agua para refrigerar los equipos de ambas centrales, así como para generar electricidad.

"Los más preocupante de ello es que se producirá un aumento considerable de la temperatura de las aguas de este río, afectando de forma muy negativa a su fauna", añadió el colectivo ecologista. Apuntaron que en esta zona existen especies en "grave peligro de extinción" como el visón europeo que se verá "muy afectado" por dicha contaminación. Después de las poblaciones cercanas a las dos centrales, la Rioja Alta se verá "muy afectada" por ellas.

Para el CER se dará otra contaminación "muy grave" como son las emisiones de CO2 a la atmósfera. Indicó que ambas centrales quemarán en sus instalaciones millones de metros cúbicos de gas natural, produciendo millones de toneladas de CO2, que ayudarán a "incrementar el efecto invernadero".

Además señaló que al mismo tiempo no solo se emitirá CO2, sino otros gases contaminantes en menores cantidades pero de efectos "aún más perjudiciales que el CO2". En el caso de Arrúbal, la contaminación por CO2 "no ha sido compensada con sumideros", como bosques, cultivos herbáceos o leñosos, que "minimicen" esta contaminación.

El Colectivo Ecologista Riojano lamentó el "incremento de la dependencia energética" de nuestro país de naciones de "escaso talante democrático", y con un futuro político "más bien incierto".

Por todo ello, el CER pedirá a las administraciones implicadas que "no autoricen" tales proyectos, e "inviten o incentiven" a las empresas implicadas a desarrollar proyectos que "fomenten" las energías renovables y el ahorro energético.