Publicado 22/02/2021 12:18CET

Delegada Gobierno califica de "eficiente" el nuevo complemento para reducir la brecha de género en las pensiones

Una mujer participa en una manifestación contra las propuestas del Pacto de Toledo y en defensa del sistema público de pensiones
Una mujer participa en una manifestación contra las propuestas del Pacto de Toledo y en defensa del sistema público de pensiones - Eduardo Sanz - Europa Press

   LOGROÑO, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán, ha calificado de "eficiente y progresivo el nuevo complemento para reducir la brecha de género en las pensiones".

   En comparecencia de prensa, ha recordado que "la incorporación de las mujeres al mercado laboral de trabajo asalariado, en sentido histórico, se ha efectuado sin que las responsabilidades de cuidado familiar y doméstico se distribuyeran de igual modo entre ambos sexos, una realidad que implica, de forma general, que las mujeres sufran la brecha de género en las pensiones".

   En el Día de la Igualdad Salarial, Marrodán Funes ha expuesto esta mañana los datos correspondientes a la distribución de pensiones que han percibido hombres y mujeres en enero de 2021 en La Rioja como ejemplo de la brecha de género que existe en nuestro país.

   Ha detallado que respecto al número, las mujeres perciben menos pensiones, salvo en viudedad, orfandad y favor de familiares porque "estas últimas son las que causan los hombres, en su condición de maridos y padres/trabajadores, y que dan derecho a una prestación a sus familiares supervivientes. Todas ellas, de media con menor cuantía económica que la prestación por jubilación"

   En cuanto a la cuantía media de la pensión, la delegada ha explicado que la situación es similar: son mayores las cuantías que perciben los hombres, salvo en viudedad, orfandad y favor de familiares porque estas están causadas por el fallecimiento de sus mujeres como trabajadoras que dan lugar a la pensión.

   Tal y como ha concretado la delegada del Gobierno, "la parcialidad, la

   temporalidad, la mayor precariedad y la discontinuidad en las carreras profesionales de las mujeres son el resultado de una inexistente corresponsabilidad real, que tiene por efecto la merma en los salarios y retribuciones y, en el medio y largo plazo, una mayor pobreza en sus futuras pensiones".

   Marrodán ha recordado que el Ejecutivo de España ha tomado medidas

   concretas para tratar de corregir estas situaciones de brecha de género en el mercado de trabajo y avanzar en la corresponsabilidad, como la equiparación total de los permisos de paternidad y maternidad ya contemplada en los Presupuestos Generales del Estado de 2021, la aprobación de modificaciones legislativas para hacer obligatorio el registro de salarios, la extensión de los planes de igualdad y la

   recuperación de la cotización de las cuidadoras de personas con dependencia.

   "Todas estas medidas son importantes en el presente de las mujeres, pero también lo son para el futuro porque de cómo sean las condiciones de trabajo dependerán las pensiones", ha puntualizado.

REDUCIR LA BRECHA DE GÉNERO EN LAS PENSIONES

   Como herramienta con una incidencia directa en el combate contra la brecha de género que se produce en las pensiones, Marrodán ha recordado que el Gobierno de España, a través del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha creado un nuevo complemento vinculado a la maternidad y paternidad.

   El RDL 3/2021, que se convalidó la semana pasada en el Congreso, modifica el complemento de maternidad introducido en 2016. La modificación que se ha puesto en marcha responde a la necesidad de convertir a este complemento en una herramienta más justa y eficiente.

   Además, tiene el valor de haber sido negociada y

   acordada con los interlocutores sociales y está siendo plasmada en el Plan de Transformación, Resiliencia y Recuperación.

   "Se trata de una política más generosa, más progresiva y mejor diseñada para corregir la brecha de género en el medio y largo plazo", ha valorado.

    Este complemento para reducir la brecha de género está asociado a la acreditación de un perjuicio en la carrera profesional en los periodos posteriores a tener un hijo/a. "De acuerdo con los datos de las carreras laborales analizados por la Seguridad Social, este perjuicio, sufrido de forma abrumadora por las mujeres, es una de las principales causas de la existencia de la brecha de género en la

   pensión", ha subrayado.

    En España se evidencia un importante efecto negativo en los salarios de las mujeres como consecuencia de la maternidad, que luego se refleja en las pensiones. "Los requisitos para activar la prestación atacan el origen del problema, y estará en vigor mientras la brecha de género en pensiones siga vigente", ha indicado.

   Además, ha explicado que tendrá un mayor alcance, ya que se cobrará a partir del primer hijo, no del segundo como el sistema anterior, lo que dará acceso a unas 30.000 mujeres más al año y permitirá recibirlo a los hombres si su carrera laboral se ha visto afectada.

   "La brecha de género aparece con el nacimiento del primer hijo, por lo que este nuevo complemento se ajusta más a la realidad", ha destacado.

   Otra de las diferencias más notables con respecto al complemento introducido en 2016 es el cambio de diseño. El complemento de maternidad en las pensiones, que consistía en un incremento porcentual de la pensión, favorecía que el grueso del presupuesto no acabara en las mujeres con mayores necesidades, sino, de manera regresiva, en los hogares con pensiones más generosas.

   Por ello, el nuevo complemento para reducir la brecha de género dejará de ser regresivo al implicar un pago fijo anual de casi 400 euros por hijo, frente al sistema de incremento porcentual de la pensión, que beneficiaba, especialmente, a la

   minoría con rentas más altas.

   Con el nuevo complemento, el 70 por ciento del incremento del presupuesto anual estará destinado a personas con pensiones por debajo de 12.600 euros al año -900 euros al mes-, mientras que con la norma anterior solo el 50 por ciento del pago anual se destinaba a pensiones con menor renta.

   "De las 186.000 mujeres con hijos que se convertirán en pensionistas cada año, el 75 por ciento, es decir, tres de cada cuatro, tendrá un complemento mayor que el que le correspondería con la normativa anterior", ha afirmado.

   Para la delegada del Gobierno, "con la aprobación de este complemento se ataca mejor la propia brecha de género en las pensiones, limitando las desigualdades y beneficiando, prioritariamente, a aquellas mujeres con un riesgo mayor de sufrir una penalización más severa a lo largo de su carrera".

Para leer más