Publicado 04/08/2021 09:42CET

Detenida la autora de una trama de estafas a través de aplicaciones de compra-venta por todo el territorio nacional

La Policía Nacional detiene a la autora de una trama de estafas a través de aplicaciones de compra-venta por todo el territorio nacional
La Policía Nacional detiene a la autora de una trama de estafas a través de aplicaciones de compra-venta por todo el territorio nacional - POLICÍA NACIONAL

   LOGROÑO, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Agentes adscritos a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han detenido a una mujer, de 56 años, en relación a una trama de estafas en internet a través de diferentes aplicaciones de compra-venta de objetos de segunda mano y con víctimas en todo el Estado, en una investigación que continua abierta, en lo que se ha llamado "Operación Sonic".

   La detenida ha sido acusada de tres Delitos de Estafa y seis Delitos de Descubrimientos y Revelación de secretos.

   Agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han llevado a cabo una investigación durante más de dos meses, una operación contra estafas en internet, concretamente en las plataformas de "Milanuncios" y "Wallapop".

MODUS OPERANDI

    Al parecer el modus operandi era el siguiente, la autora realizaba una búsqueda masiva de productos de segunda mano en diferentes aplicaciones de compra-venta de productos fundamentalmente de alta tecnología, de unos precios elevados y preferentemente tecnológicos o muy demandados, como maquinas de videojuegos, ordenadores a través de aplicaciones como "Wallapop" o "Milanuncios".

   Posteriormente la presunta estafadora contactaba con las potenciales víctimas-vendedoras de los productos y pactaban el precio convenido por el objeto ofertado. En el momento en que la compradora-estafadora tenía que hacer el pago, ésta enviaba los justificantes de transferencias bancarias o de las páginas de comercio seguro de la propias webs, a nombre de otras personas que les había sido sustraída la documentación, por lo que sus datos eran utilizados fraudulentamente, haciendo creer a sus víctimas que el producto ya había sido abonado. En consecuencia, los vendedores confiados, enviaban el producto.

   Para la práctica de todas estas gestiones, la estafadora utilizaba filiaciones, teléfonos e incluso documentación real de otras personas sin relación con los hechos, simulando ser así los compradores con identidades de otras personas.

   Pasados unos días, al no ser atendidos en el número de teléfono facilitado y ser bloqueados por la compradora, los vendedores se percataban de que habían sido engañadas.

   Así mediante ingeniería social, la autora engañaba a sus víctimas con la supuesta compra de artículos de segunda mano, entre los que se encontraban un ordenador, un televisor, máquinas de videojuegos...

   Las víctimas de este fraude interpusieron denuncias en las dependencias policiales correspondientes en diferentes puntos de España desde enero del presente año como Torrejon de Ardoz (Madrid), Arganzuela, Lucena (Cordoba), en la que se alertaba de que los productos estafados habían sido remitidos a domicilios ubicados en Logroño.

   En la primera de las denuncias realizada en Torrejón de Ardoz (Madrid), la autora de los hechos hacía que compraba una maquina de videojuegos "playstation" 5 a través de la aplicación "Milanuncios".

   En la segunda denuncia interpuesta en Arganzuela, la víctima vendía un televisor a través del portal de compraventa de productos de segunda mano "Wallapop", llegando a un acuerdo con la estafadora en su compra por 800 euros. Por lo que a la autora se le imputa un Delito de Estafa y un Delito de Descubrimientos y Revelación de Secretos.

   En la tercera de la denuncias tramitada en Lucena (Cordoba), la víctima vendía dos guitarras a través del portal de compraventa de productos de segunda mano "Wallapop", llegando a un acuerdo con la estafadora en su compra por 1265 y 1165 euros por cada una de ellas. Por lo que se le imputa a la autora un Delito de Estafa y Tres Delitos de Descubrimientos y Revelación de Secretos.

   Principalmente en la compraventa entre particulares a través de internet se vienen observando distintos tipos de estafas, diferenciando los casos en los que la posible víctima vende el producto y en los que los compra.

   La posible víctima vende el producto:

   En el primero de los supuestos, cuando la posible víctima pone un producto para su venta en internet el modus operandi comienza en primer lugar con los estafadores interesándose por el producto y solicitando información personal al vendedor con la excusa de que una empresa de mensajería lo recoja.

   Los estafadores suelen enviar un correo suplantando la identidad de una empresa de mensajería desde el que intentan recopilar datos solicitando rellenar formularios con el fin de obtener datos personales e incluso datos de la tarjeta de crédito, con la excusa de que el envío pueda efectuarse.

   Otra modalidad también observada es que a veces acuerdan el precio de venta con el vendedor, y aprovechando las dificultades en la recepción/envíos, informan de que enviarán el pago con el mismo mensajero que va a recoger la mercancía, si bien solicitan al vendedor una cantidad económica adelantada con la excusa de hacerse cargo de los gastos de mensajería, y una vez reciben esa cantidad desaparecen.

   Desde el Cuerpo Nacional de Policía, como la que nos ocupa se ha detectado las estafas mediante transferencias bancarias fraudulentas, donde el comprador realiza una transferencia bancaria "supuestamente legal", envía foto del comprobante al vendedor, y una vez se ha asegurado de que el envío del producto se ha realizado, anulan la transferencia, perdiendo la víctima el producto.

   La posible víctima quiere comprar el producto:

   En el segundo de los casos que ha estudiado la Policía Nacional, cuando la víctima es la que quiere comprar el producto, los estafadores suelen tener gran interés en que la transacción se realice por transferencia, donde engañan a la víctima.

   Ante ello, la Policía alerta que es muy fácil publicar anuncios fraudulentos en webs de segunda mano simulando la venta y compra de cualquier artículo para, una vez cobrado la cantidad acordada por su venta, no proceder al envío del artículo. Por ello, se aconseja a los particulares que realicen una serie de comprobaciones sencillas, previa al pago de dichas compras:

   Tratarán hacerte creer que la venta está revestida de legalidades. Para ello, simulan contratos de compraventa que no tienen valor; conversaciones amenas para ganarse tu confianza, pantallazos falsos de la supuesta venta; envío de documentación identificativa que se corresponde con la enviada por otras víctimas. Al final, una compra entre particulares se basa en la confianza entre las dos partes, cualquier formalidad por el vendedor carece de valor porque puede ser falsa.

   No remitir nunca documentación personal a un particular, bajo ningún pretexto. La van a emplear para enviarla a otras víctimas simulando ser tú y es posible que después acabes siendo denunciando o que con ella se den de alta fraudulentamente en otros servicios.

   Emplean servicios como Whatsapp para engatusarte y ganarse tu confianza. Habla por teléfono con ellos y pregúntales características concretas sobre el artículo para ver qué responden.

   No pagues nada por adelantado. Es preferible comprar artículos que puedas revisar en persona y hacer el pago también en persona o emplear medios de pago que puedan retener tu pago hasta que hayas recibido el objeto de la venta.

   Las plataformas de segunda mano no se hacen responsables de estas estafas, no comprueban su legalidad ni retiran anuncios fraudulentos por lo que no te sorprendas si tu estafador sigue actuando o el anuncio sigue activo. Tampoco pierdas el tiempo con ellos, no te van a volver a responder.

   Si, por un momento, ocurre algo que te haga sospechar, corta toda conversación, no tienes obligación de dar explicaciones. Tu experiencia te dice que algo no anda bien.

   Si se realiza una transacción y poco después te percatas de que es fraudulenta, ponte en contacto rápidamente con tu entidad bancaria para su cancelación y denunciar lo antes posible aportando todos los datos posibles sobre la venta y el supuesto vendedor.

589756.1.260.149.20210804094239
Vídeo de la noticia

Para leer más