Publicado 01/03/2021 17:56CET

El Equipo de Gobierno recuerda que "recortó" ejecución y "mejoró" el planteamiento del puente de piedra

Puente de Piedra de Logroño
Puente de Piedra de Logroño - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

   LOGROÑO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El proyecto de restauración y rehabilitación del Camino de Santiago a su paso por el Puente de Piedra, abierto al tráfico rodado y peatonal el pasado viernes 26 de febrero, "redujo su plazo de ejecución en dos meses, inicialmente planteado para realizar en doce".

   Así lo ha destacado esta mañana el concejal del Patrimonio y Centro Histórico del Ayuntamiento de Logroño, Adrián Calonge, que ha afirmado que "este Equipo de Gobierno plantea sus actuaciones en materia de Patrimonio teniendo en cuenta su estado de conservación y su función tanto social como funcional".

   El proyecto global fue analizado por el Consejo Superior de Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja, que emitió un informe favorable el 2 de mayo de 2018 y cuya única prescripción se refería al sistema de fijación prevista para los elementos de la instalación la iluminación del Puente de Piedra con el objetivo de no perforar los sillares.

   "En el proceso de licitación y ejecución del proyecto", ha añadido el concejal de Patrimonio y Centro Histórico, "se han detectado carencias que se han solucionado como, por ejemplo, las barandillas del puente, que no cumplían los criterios de accesibilidad requeridos ni contaban con el visto bueno del Consejo de Patrimonio, debido a que duplicaba los puntos de anclaje sobre los voladizos de 1917".

   El concejal de Patrimonio y Centro Histórico ha afirmado que "el diseño inicial de las barandillas del Puente de Piedra, que reproducían la vegetación existente en las riberas del Ebro, con hojas de distintas alturas y curvaturas, no ha sido modificado por decisión política, sino por una mera decisión técnica adoptada por la Dirección de Obra de este proyecto, que recae en los técnicos municipales, y cuya medida debemos acatar, pues ellos son los expertos en la materia y quienes tienen la última palabra a la hora de realizar algún tipo de modificación de este tipo".

   Respecto al firme destinado a los peatones, se ha construido el que figuraba en el proyecto inicial y que facilita la accesibilidad de los viandantes, así como su mantenimiento.

   En cuanto a los elementos de señalización o bolardos, se ha optado por un diseño cilíndrico que posibilita un mejor anclaje y, por lo tanto, aporta una mayor seguridad a los usuarios, entre los que destaca el alto número de peregrinos que cada año accede a la ciudad a través de esta vía de comunicación.

    "Como mejora adicional al proyecto inicial, se ha eliminado la cajonera de hormigón por donde circulaban los cables de telecomunicaciones y se han incluido las últimas novedades para mejorar la conexión de los barrios de la zona Norte de Logroño", ha añadido el concejal de Patrimonio y Centro Histórico.

   "Este Equipo de Gobierno está convencido de que el Puente de Piedra es una de las señas de identidad de esta ciudad, por lo que no es necesario ponerle florituras que le resten valor histórico. Asimismo, escuchamos a los técnicos municipales y a las instituciones en materia de Patrimonio con el objetivo de mejorar los proyectos que llevamos a cabo. Finalmente, agradezco al PP su interés por el patrimonio logroñés, aunque sea únicamente de manera pública. Les podemos adelantar que la asistencia técnica para la reconstrucción del arco del Puente Mantible ya ha sido puesta en marcha y que la licitación del yacimiento de Valbuena se resolverá en unas semanas", ha sentenciado el concejal Adrián Calonge.

Para leer más