Los acusados durante un juicio por el asesinato de un profesor.
Los acusados durante un juicio por el asesinato de un profesor. - José Sánchez - Europa Press
Actualizado: miércoles, 15 mayo 2024 14:08

Visiblemente emocionada ha relatado lo vivido aquel 18 de febrero de 2020: "Cuando abrí la puerta me quedé petrificada. Me quedé en shock, no me salió ni la voz

LOGROÑO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La exmujer del profesor jubilado hallado muerto el 18 de febrero de 2020 en su domicilio de Logroño ha pedido este miércoles ante el Juez "justicia" para Pedro José Sáez. Además ha declarado "no tener constancia" de que "tuviera una relación con alguna mujer". "Él nunca me dijo absolutamente nada de eso, posiblemente me lo dijo la Policía con posterioridad, ni tampoco que hubiera dejado dinero".

Visiblemente emocionada, y separada por un biombo de los dos acusados, la exmujer ha reiterado a preguntas del Fiscal que "él nunca me dijo absolutamente nada de que tuviera una relación con otra mujer y me extrañó porque teníamos confianza pero tendría sus motivos. Tampoco sabía que le había dejado dinero -presuntamente (según el escrito del Fiscal) dejó a la acusada 54.000 euros-, no sabíamos nada, él manejaba sus finanzas a su manera".

Este miércoles ha continuado el juicio por el conocido como 'crimen del profesor' contra dos personas acusadas -hombre y mujer, de 30 y 35 años en el momento de los hechos- de diferentes delitos de obstrucción a la justicia, homicidio y encubrimiento. Según el escrito del Fiscal, presuntamente ambos, en connivencia, perpetraron un plan que culminó con la muerte del profesor en su domicilio.

En su declaración ante el Juez, la testigo ha querido poner en valor "la buena relación" y "cordialidad" que mantenía con la víctima tras una relación de más de 30 años de casados (hasta el año 2007). Entre ellos -ha indicado- "había respeto y cariño". A pesar del divorcio "nos veíamos casi todos los días con frecuencia y nos llamábamos, como mínimo, dos veces al día" pero como matiza "no solía subir al piso de Pepe Blanco", lugar donde ocurrieron los hechos.

Además, a preguntas de la Fiscalía, ha explicado que "no me consta que tuviera nadie para limpiar en ese domicilio (gabinete, como lo ha definido en varias ocasiones por la labor que la víctima realizaba allí). Nosotros hablábamos de nuestras cosas, de nuestros hijos, de la compra... pero no de otras cosas".

"NO ME SALÍA NI LA VOZ"

El día de los hechos, el 18 de febrero de 2020, la exmujer ha recordado muy emocionada que "cuando abrí la puerta me quedé petrificada. Me quedé en shock, no me salió ni la voz. Había sangre por todos sitios, salpicada en la pared, en el suelo... e inmediatamente llamamos a los servicios sanitarios pero no se pudo hacer nada".

Sobre el transcurso de los hechos, ha recordado, aquella mañana "le mandé algún mensaje por Whastapp porque habíamos quedado para hacer una actividad por la tarde. Nada más que me desperté le dije que no hiciera planes después de comer pero ya no hubo contestación. Volví a repetirlo, le llamé al fijo, al móvil... y, después, como no contacté con él en todo el día se lo dije a mi hija y ya con ella nos personamos en el domicilio porque mi hija tenía un mal presentimiento". Una vez allí, "llamamos al timbre de abajo, al piso y finalmente abrimos la puerta porque teníamos una copia de las llaves y nos lo encontramos en el suelo".

LOS HECHOS

Ese día, y según el escrito del Fiscal, el acusado -presunto autor material del crimen- acudió a la vivienda de la víctima -de 73 años- para evitar el proceso judicial que el docente tenía con la otra procesada a la que había denunciado por estafa ya que le dejó 54.000 euros que no le devolvía. Según relató la mujer acusada en la primera sesión del juicio, ésta mantenía una relación sentimental simultánea con el acusado pero también con la víctima pero "no se conocían entre ellos".

Una vez en su domicilio, según el escrito del Fiscal, el procesado intentó coaccionar al profesor y tras discutir con él, le golpeó "con un objeto contundente" que acabó con su vida. Tras los hechos, el hombre acusado "desapareció de Logroño" y fue encontrado en Italia. La mujer, por su parte y según declaró ayer ante el Juez, se encontraba en Madrid el día de los hechos.

PENAS

En concreto, el Fiscal solicita 14 años de cárcel para el hombre por el delito de homicidio y otros dos más por el de obstrucción a la justicia. Además, el principal acusado -el presunto autor material del crimen- deberá indemnizar a la familia de la víctima (exmujer y dos hijos) con 300.000 euros. Por su parte, para la mujer, la Fiscalía pide dos años de cárcel por obstrucción a la justicia y otros dos años y seis meses por el delito de encubrimiento.

Por parte de la Acusación Particular -que defiende los intereses de los familiares del fallecido- piden cárcel por homicidio o asesinato a ambos acusados (entre 15 y 25 años) además de una indemnización de 150.000 euros para cada uno de los dos hijos del profesor fallecido.

Contador

Leer más acerca de: