Experta UNIR apuesta por el papel del docente como "protagonista de la inclusión escolar" para "no dejar a nadie atrás"

Colegio, aula, primaria, infantil, clase, niño, niña, niños, estudiando
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 02/12/2018 11:27:40CET

   UNIR ofrece este lunes, Día Internacional de la Discapacidad, una Openclass para analizar el contexto actual de las personas con discapacidad y su futuro

   LOGROÑO, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   No dejar a nadie atrás. Este propósito es, sin duda, uno de los grandes retos a los que nos debemos enfrentar para llegar a convivir en una sociedad inclusiva de la que todos formemos parte en igualdad y derechos y para lo que la formación y la docencia se revelan como principales claves en un sector como la discapacidad. Un desafío ambicioso en el que el docente se convierte "en el protagonista de la inclusión escolar".

   Así lo ha expresado a Europa Press la profesora de la UNIR, Blanca María Tejero Claver, quien, este próximo lunes, 3 de diciembre, impartirá, junto a la directora regional de Inserta-Fundación ONCE, Carmen Montes, la Openclass 'Agenda 2030: No dejar a nadie atrás' en la que abordarán, entre otros asuntos, el contexto actual en el que viven las personas con discapacidad en los estudios, la formación, actividad y empleo. Un repaso, en definitiva, del contexto actual y de los retos de futuro a los que se enfrentan.

   Todo porque este próximo 3 de diciembre es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y es "clave" visibilizarla y concienciar a la ciudadanía de que "todos formamos parte de la misma sociedad" y que "si queremos, podemos hacer todo lo que nos propongamos".

LA FORMACIÓN COMO "LLAVE DE LA INCLUSIÓN"

   Para la psicóloga y experta de la UNIR, la inclusión de este colectivo empieza, como no podría ser de otra manera, desde las propias aulas porque "la formación es la llave de la inclusión" y además de obligatoria es necesaria para dar lugar, en el futuro, "a una buena empleabilidad y una vida de pleno desarrollo".

   Se trata de trabajar dentro de una escuela "inclusiva" con el docente como principal protagonista porque "si no tenemos un formador con una mirada amplia no podremos conseguir ese objetivo".

   Así, ha definido como "algo fundamental" que las personas con algún tipo de discapacidad puedan seguir sus estudios a lo largo de los años. Según las últimas estadísticas -que datan del año 2016- "vemos que la franja de personas que se adhieren a la formación superior es escasa. En el sector de la discapacidad vemos que estas personas se quedan, sobre todo, en estudios primarios o secundarios pero un bajo número accede a la formación superior".

   "Si estamos diciendo que la formación es clave para la inclusión uno de nuestros objetivos va a ser ése: Llegar a marcar el aumento de personas que completen sus estudios, evitar el abandono escolar y que se prolongue la escolaridad de estos jóvenes".

   En este punto -ha continuado- "es primordial ofrecer una mirada inclusiva" porque "puede haber muchas leyes pero el docente tiene que saber aplicarlas y si no tiene toda esa información o esas competencias para dar lugar al cambio educativo no vamos a poder profundizar en esa línea".

   Por ello, ha continuado, "la labor docente no es solo que tenga las competencias, conocimientos, contenidos o herramientas para trabajar en un aula sino que cuente con algo más importante con una visión y una motivación para el alumnado y que sepa aplicar la igualdad entre todos".

   Aunque como ha explicado, hay diferentes grados de discapacidad "siempre hay que dar la oportunidad a estos alumnos de que estudien en la escuela inclusiva para que se desarrollen y den respuesta a potenciar sus aptitudes" para que pongan en valor "sus capacidades e intereses".

PAPEL ACTIVO DENTRO DE LA ESCUELA

   Además, la experta considera "muy importante" que estos alumnos "tengan un papel activo dentro de la escuela y que sepan que ellos se tienen que esforzar también en no ser pasivos. Aquí entra en valor la parte del formador docente y es donde tenemos que estar preparados para darle un motivación y que nosotros, como profesores, también incluyamos al resto de los alumnos porque la sociedad no está dividida, todos vivimos juntos".

Un trabajo en el que, como ha destacado, "estamos todos involucrados". Los profesores, los alumnos y, como no, también las familias que "tienen una misión muy importante para que los hijos comprendan que pueden salir adelante y que si quieren, pueden conseguirlo".

   Así "hay que dar un cambio en la mentalidad de la sociedad y apoyarnos en programas para que estas personas sepan que pueden llegar a la universidad y donde ellos quieran".

   Por ello, "la formación del profesorado es fundamental" y esto es "lo que estamos intentando hacer en la UNIR con el máster de Educación Especial para que estos profesionales cuando lleguen a las aulas se encuentren verdaderamente preparados para que se movilicen y ayuden a este tipo de alumnos y que se reduzca la tasa de abandono escolar y se aumente la tasa de titulados superiores con discapacidad".

   Un camino que ya se está abordando porque, como bien ha explicado, "hemos pasado del 56 por ciento del abandono a escolar a un 18 por ciento en estos últimos años y, además, se ha incrementado la tasa de titulados superiores de alumnos con discapacidad de un 19,3 a un 42 por ciento. Vamos dando pequeños pasos porque sabemos que son objetivos ambiciosos pero seguiremos trabajando en ellos".

MEJORA LABORAL

   Por su parte, la situación laboral es otro de los grandes retos a los que se enfrenta este sector de la sociedad donde la experta sigue viendo "una discriminación importante". En datos, ha explicado, en el rango de las personas con menos de un 45 por ciento de discapacidad trabajan un 44 por ciento y, si el grado sube a más del 65 por ciento de discapacidad, la cifra de trabajadores es solo de un 25 por ciento.

   Para Blanca María Tejero la mejora en el ámbito laboral es algo "importante" porque, como ha indicado, "la empleabilidad no es solo ganar un salario sino estar inserto en la sociedad y en ello también queremos trabajar para que la tasa de paro disminuya".

   Los retos que se trabajan en el empleo "son muchos" de cara a la Agenda 2030 aunque "se van dando pasos muy importantes" gracias a las subvenciones, bonificaciones, ayudas e incentivos en contratación para este sector de la sociedad.

   "El objetivo es amplio pero parece que se sigue la línea y se están marcando hitos importantes". Además, y con el paso de los años, la profesora de la UNIR considera que "aunque ha habido mucha discriminación, la visión está cambiando. Antes, aunque también había ciertas ayudas, se veía que no compensaba en determinados sectores porque se tenía otra mirada, no se comprendía y había más estereotipos ahora, por suerte, se ve la discapacidad no con ese estigma sino como personas con ciertas dificultades pero que pueden dar lugar a la integración dentro de una empresa como cualquier trabajador".

   Se trata, ha concluido, "de dar oportunidad a todos" y estar siempre "al lado de la no discriminación en ningún sector" porque "esta situación nos afecta a todos y todos debemos estar implicados en su erradicación".

   La Openclass 'Agenda 2030: No dejar a nadie atrás' se impartirá este lunes, 3 de diciembre, a las 17,00 horas.