La familia socialista riojana expresa su dolor por la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba

Podemos suspende los actos de campaña de este viernes por el fallecimiento de Rubalcaba
UNIVERSIDAD COMPLUTENSE MADRID - Archivo
Publicado 10/05/2019 17:09:41CET

   LOGROÑO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   La familia socialista riojana al completo llora y despide hoy con inmenso dolor a Alfredo Pérez Rubalcaba, "que lo fue todo en el PSOE y en los sucesivos gobiernos socialistas".

   "La enorme fortaleza personal y política que demostró a lo largo de toda su trayectoria hace muy complicado asimilar la idea de que ya no está con nosotros", han indicado en una nota de prensa.

   Inteligente, culto, vital y cercano, deja una huella imborrable en la política española reciente, en la historia de nuestro país y nuestro partido, al que amaba, al que se afilió en 1974 con poco más de 20 años y del que llegó a ser secretario general.

   Por encima de su adscripción ideológica, Alfredo Pérez Rubalcaba "ha sido un gran servidor a España, y todos estamos en deuda con él por tantos años al servicio de nuestro país, de sus instituciones y de los españoles".

   Dedicó su vida a trabajar por la democracia, libertad y el fin de la violencia terrorista, que a lo largo de varias décadas dejó cientos de muertos y vidas rotas. Su principal obsesión fue la de acabar con ETA, y pese a las múltiples dificultades, lideró este complicado proceso y lo logró.

   Los socialistas riojanos destacan, por encima de todo, "su empeño y dedicación, como Ministro de Educación, en la creación de la Universidad de La Rioja. Siempre en La Rioja lo vincularemos con la UR".

   Rubalcaba (Solares, Cantabria, 1951) fue Ministro de Educación y Ciencia, y de la Presidencia y Relaciones con las Cortes en los sucesivos gobiernos de Felipe González. Con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, fue nombrado Ministro del Interior, Vicepresidente del Gobierno y portavoz en el Congreso. En 2012 fue elegido secretario general del PSOE, cargo que desempeñó hasta 2014.

   "Gracias, compañero Alfredo. Gracias por tu trabajo, por tu compromiso con la igualdad y la cohesión social, por tu vocación de servicio público y por tu altura de Estado. Gracias por haber contribuido a mejorar la vida de todos y todas. Hasta siempre, Alfredo, y gracias".

Contador