Actualizado 02/03/2015 12:45 CET

Fiscalía archiva las diligencias abiertas a La Rioja por el Tribunal de Cuentas

Arruga comparece con el director servicios jurídicos sobre diligencias TC
Foto: EUROPA PRESS

LOGROÑO, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La consejera de Administración Pública y Hacienda, Concepción Arruga, ha informado esta mañana de la notificación de la Fiscalía de La Rioja de archivar las diligencias de investigación abiertas por el Tribunal de Cuentas durante el proceso de fiscalización de las cuentas de la comunidad relativo a los ejercicios 2010 y 2011, "lo que evidencia que se descarta cualquier tipo de responsabilidad y demuestra la buena gestión del Gobierno de La Rioja principalmente en materia económica y financiera".

   Arruga se ha remontado en su intervención a febrero de 2014, cuando un medio de comunicación hizo público un documento de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas, de carácter reservado, en el que se informaba de la detección de diez supuestos de posible responsabilidad penal. "En ese momento, dejamos claro que esta actuación del órgano fiscalizador entraba dentro de la más absoluta normalidad y obedecía a la tramitación ordinaria del expediente, aunque hubo incluso partidos políticos que quisieron aprovechar la situación para poner en duda la gestión del Gobierno de La Rioja". De hecho, ha añadido, "no hay ningún antecedente en La Rioja de tramitación de expedientes por la vía penal".

    Además, la consejera ha subrayado que solo porque han existido estas filtraciones que evidencian que alguien "no ha cumplido con su deber de sigilo" al que le obliga la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas, la Comunidad Autónoma jamás habría sido conocedora de este informe que responde a una tramitación reservada por su provisionalidad.

   Por ello, ha destacado que "ahora, y después de estudiar toda la documentación, el Fiscal no ha detectado ningún tipo de responsabilidad penal en ninguno de los supuestos que aparecieron publicados, tal y como ha ocurrido en anteriores ocasiones, y ha quedado demostrado que se trata de un proceso ordinario, que se lleva a cabo en aquellas comunidades que como La Rioja no cuentan con un Tribunal de Cuentas propio, y en el que el Gobierno regional, en un ejercicio de transparencia, siempre ha estado dispuesto a colaborar para mejorar su gestión".

   En este sentido, ha explicado que algunas de las actuaciones venían por la contratación de personal en Valdezcaray, por si no se había hecho con los principios de "igualdad, mérito, capacidad y publicidad", si bien, finalmente "se ha archivado".

   También ha señalado que se ha acreditado el destino de unos fondos de unos créditos por parte del Gobierno, así como se han archivado otras dos de contratación directa de productos farmacéuticos o de alimentos perecederos.

COMPROMISO CON LA GESTIÓN RESPONSABLE

   El Gobierno de La Rioja siempre ha tenido en cuenta las recomendaciones que cada año realiza el Tribunal de Cuentas en su Informe de Fiscalización y, en el relativo a los ejercicios 2010 y 2011, se establecían un total de 22 recomendaciones, 11 correspondían al seguimiento de apreciaciones de ejercicios anteriores y el resto fruto eran del trabajo de fiscalización de esos años.

   Como ya explicó la consejera en su momento, de estas últimas 11 recomendaciones, algunas de ellas ya habían sido asumidas por el Gobierno regional. Prueba de ello, es que para solventar las cuestiones relacionadas con los aspectos contables, el Ejecutivo aprobó el nuevo Plan General de Contabilidad Pública, "que nos está permitiendo homogeneizar los criterios y la estructura contable de los distintos organismos autonómicos y entres públicos, así como mejorar la transparencia de la gestión pública", ha señalado.

   Asimismo, sobre la recomendación para que se implantasen medidas organizativas para la confección de un inventario general centralizado, se publicó la orden que establece los criterios para la formación, actualización y valoración del Inventario General de Bienes y Derechos de la CAR y de todo su sector público. A ello se suma, las implantadas a través de la nueva Ley de Hacienda, que entró en vigor en enero de 2014 y que atendía las relacionadas con una adecuada planificación presupuestaria y el control de las subvenciones.

   Además, destacan las conclusiones del último informe relativo al ejercicio 2012, que señala de forma expresa "los avances que el Gobierno de La Rioja ha realizado en el cumplimiento de las recomendaciones señalas por el Tribunal de ejercicios anteriores, sobre todo en lo relacionados con la gestión presupuestaria, el cumplimiento de los principios de estabilidad presupuestaria y la reordenación del sector público".

   Tal es así, que el informe de 2012 reduce el número de recomendaciones de 11 a 7, y aprecia textualmente "destacados avances en el cumplimiento de las recomendaciones señaladas por el Tribunal en fiscalizaciones de ejercicios anteriores", cuyas medidas  son especialmente significativas en lo relacionado con la gestión presupuestaria, el cumplimiento de los principios de estabilidad presupuestaria y la reordenación del sector público".