Publicado 13/09/2022 13:28

El Gobierno cerró la residencia 'Iregua' el 1 de septiembre buscando un "nuevo modelo de protección a los menores"

Residencia Iregua
Residencia Iregua - GOBIERNO DE LA RIOJA

   LOGROÑO, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, ha señalado que el cierre, el 1 de septiembre, de la residencia 'Iregua' se realizó dentro de "un nuevo modelo de protección más próximo para los menores".

   Ha sido en una comparecencia de prensa, en la que acompañado del director general de Servicios Sociales, Pablo González, han señalado que los 32 menores que se encontraban en la residencia, de entre 6 y 14 años, se han derivado a pisos tutelados, con capacidad máxima para ocho personas.

   Rubio ha recordado que el Gobierno riojano cuenta con las "competencias exclusivas", de ahí que ahora hayan apostado "en interés del menor" y por la "protección de la infancia" que permanezca con sus familias, o si no es posible en hogares de acogida o pisos tutelados.

   De ahí, que se decidiera, y atendiendo también al cambio de modelo de protección de menores acogido a tratados internaciones y a las directrices de Naciones Unidas, cerrar la residencia 'Iregua' - que funcionaba desde 1985, sin que ahora se conozca cuál será el uso, que dependerá del Gobierno riojano- y optar por la fórmula de estos pisos, que si bien tienen capacidad para ocho personas, no acogen, en estos momentos, más que a seis por vivienda. A ello, ha destacado que se ha duplicado la ratio de personal que atiende a los menores, hasta el punto de contratar a 22 personas más.

   Tanto Rubio como González han reconocido que "se ha sido cuidadoso" para explicar a los menores el cambio de la residencia a piso tutelado, "realizando visitas en el último mes e incluso dejándoles participar en la decoración".

   Finalmente, el director general ha apuntado que con la medida también se busca "evitar la estigmatización de los menores" que se encontraban en la residencia, al tiempo que ha destacado que el cambio de modelo conlleva que la inversión anual se ha aumentado en 625.000 euros.

Contador