El Gobierno de La Rioja convoca ayudas para avanzar hacia la accesibilidad universal en las calles y espacios públicos

        Silla De Ruedas
UPM - Archivo
Publicado 30/10/2018 13:25:44CET

   LOGROÑO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de La Rioja ha abierto la convocatoria para este año de las ayudas dirigidas a avanzar hacia la accesibilidad universal en las calles de los municipios de la comunidad autónoma. Así lo ha anunciado este martes el consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, que ha informado de los detalles de esta iniciativa junto a la directora general de Política Local, Raquel Sáenz.

   Carlos Cuevas ha subrayado el interés de esta línea da ayudas. "Se trata de hacer más fácil la vida a los vecinos" y los ayuntamientos, "como entidades más cercanas a los ciudadanos, conocen a la perfección las necesidades de sus pueblos y cómo pueden mejorar el bienestar de sus vecinos, en especial, las personas mayores, con discapacidad y dependientes".

   "En definitiva", ha continuado - "son estas pequeñas actuaciones las que contribuyen a mejorar la calidad de vida en el medio rural y, de esta forma, podemos luchar contra la despoblación, tal y como recoge esa estrategia de la que se ha dotado el Gobierno de La Rioja para hacer frente al reto demográfico, como es la Agenda para la Población 2030". Asimismo, ha destacado el impulso a la economía y al empleo local que se promueve con este tipo de obras.

CUANTÍA DE LAS AYUDAS.

   El plazo para solicitar las ayudas finalizará el próximo 10 de diciembre y las obras deberán ejecutarse durante el año que viene. Cada actuación podrá recibir un máximo de 15.000 euros para cubrir hasta el 80% de la inversión prevista.

   Esta línea de ayudas forma parte del Fondo de Cooperación Local en apoyo a las inversiones de todos los municipios y entidades locales de la comunidad autónoma con el objetivo de contribuir al bienestar y la calidad de vida de los riojanos. Este programa cuenta con un presupuesto total de 16,6 millones de euros en 2018.

   Estas subvenciones se destinarán a financiar las obras necesarias para mejorar la accesibilidad, de acuerdo a la normativa vigente, en infraestructuras urbanísticas, lo que incluye aceras, zonas de aparcamiento, parques, plazas, paseos o jardines, entre otros.

   En concreto, las líneas que pueden acogerse son las adaptaciones en la urbanización, como ensanchamiento y rebaje de aceras, transformación en calle de plataforma única, construcción de vados, pasarelas peatonales o rampas, instalación de barandillas o pasamanos y cerramiento de alcorques; la reserva de plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida.

   También la instalación de mobiliario urbano adaptado para personas con alguna discapacidad, como bancos, fuentes, marquesinas y semáforos sonoros; la señalización especial para personas con discapacidad intelectual o con dificultades de comprensión; y otras que se justifiquen por circunstancias singulares de carácter objetivo.

   En 2017 se promovió por primera vez esta línea de ayudas, de la que resultaron beneficiados 28 municipios, con especial incidencia en pequeñas localidades situadas en zona de montaña, caso del Camero Nuevo (4), Camero Viejo y la comarca de las Siete Villas (3 en cada caso). Las actuaciones generaron una inversión de 485.000 euros y el Gobierno de La Rioja agotó el presupuesto previsto en la convocatoria con 300.000 euros.