Los logroñeses sacan 'tarjeta roja' a la violencia de género que "no distingue entre estados, culturas y fronteras"

A
EUROPA PRESS
Publicado 02/05/2019 13:51:56CET

   LOGROÑO, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La plaza del Ayuntamiento de Logroño ha sido escenario este jueves de una nueva concentración contra la violencia de género, convocada por la Mesa de la Mujer, para mostrar su solidaridad con las víctimas y rechazar "de manera tajante" cualquier tipo de violencia "independientemente del origen de las personas" porque "el machismo no distingue entre estados, culturas y fronteras ni clases sociales, nacionalidad o procedencia".

   Así lo han expresado este jueves los representantes de la Mesa de la Convivencia del Ayuntamiento de Logroño quienes, en esta ocasión, han sido los encargados de leer el manifiesto en la concentración asegurando que "los rumores que hablan e informan de un aumento de la violencia de género relacionado con la inmigración son totalmente falsos".

   En este sentido, han explicado, "lo cierto es que la violencia y la desigualdad son fenómenos globales que, desgraciadamente, se producen en todo el mundo y tienen dimensiones culturales, sociales económicas, religiosas y políticas".

   "El machismo existe en todas las culturas y la violencia de género es una consecuencia de la estructura social desigual entre hombres y mujeres", han indicado.

   Un machismo que, como han indicado, "se combate con igualdad social, educativa y legal pero nunca culpabilizando a un origen o cultura como responsable".

   En este punto, han defendido, "las mujeres inmigrantes sufren una doble discriminación por ser mujer e inmigrante" y lo cierto es que "la violencia ejercida en una mujer inmigrante no tiene ninguna diferencia con una mujer autóctona" por ello "lo único que hay que hacer es eliminar esa lacra que se da en toda la sociedad".

   Por todo ello, han defendido, "la clave no es señalar a un grupo social sino constatar que es necesario profundizar en los esfuerzos y estrategias en pro de la igualdad de forma global y conjunta".

   Así las cosas, "hoy desde la Mesa de la Convivencia decimos no a la violencia de género y a un comportamiento intolerable que nos avergüenza a todos y que denigra a las mujeres".

   Es por ello que hoy, y como cada primer jueves de cada mes, "nos unimos en este acto de repulsa" porque la Mesa de la Convivencia (formada por más de 40 entidades, asociaciones y organizaciones) "valora la diversidad cultural que existe y trabaja para que Logroño sea un modelo de ciudad de respeto, tolerancia y convivencia".

   "Queremos que cada vecino se sienta orgulloso de su ciudad independientemente de su cultura, creencia y su lengua y en ello trabajamos".

   La concentración de este jueves ha tenido lugar pasadas las 12,00 horas y ha contado con la presencia de la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra. Además, y tras la lectura del manifiesto ha tenido lugar un minuto de silencio en memoria de las víctimas y en apoyo a sus familias.

Contador