Más de 44.000 viajeros al año eligen La Rioja como destino enológico

Actualizado 26/10/2014 19:38:45 CET
Barricas, vino, bodega
Foto: EMILIO MORO

LOGROÑO, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Más de 44.000 viajeros al año eligen La Rioja como destino enológico. Hasta hace no mucho aprender a disfrutar de un buen vino era un hobby reservado para unos pocos, una experiencia exclusiva para expertos sibaritas.

   No obstante, el turismo enológico se ha ido democratizando y cada vez son más los que consideran la enología como una opción atractiva y económica para disfrutar de unos días saboreando y aprendiendo los vinos de nuestra tierra en un entorno envidiable.

   Se trata de un turismo de moda que, de acuerdo con los datos del portal líder en alquiler vacacional en España, Niumba, cada vez cuenta con más adeptos; concretamente, más de 70.000 viajeros al año, 44.000 de los cuales tienen La Rioja como destino preferido. Coincidiendo con la época de vendimia que tiene lugar en estas fechas, este portal ha publicado los destinos favoritos de los españoles para descansar de la mano de una buena copa.

   Los interesados en la enología eligen regiones con una profunda tradición vinícola, siendo la comunidad de La Rioja y el municipio de Jerez de la Frontera los lugares preferidos de los españoles para degustar algunos de los caldos de las distintas bodegas.

   Ambas zonas cuentan con una amplia oferta de apartamentos registrados en Niumba con precios desde 30 euros la noche. Disfrutar de un buen vino ya no es una actividad reservada para unos pocos, sino una buena excusa para escaparse con la pareja o con los amigos un fin de semana.

   Tanto para los paladares gourmet como para los recién llegados, el mundo del vino genera cada vez más demanda. El turismo enológico ha aumentado sus reservas entre un 5 y un 10% con respecto al año pasado.

    Las fechas con más demanda coinciden con los primeros meses del año, ya que al ser una actividad de interior es la alternativa perfecta para no pasar frío; y con los primeros meses de primavera, el momento ideal para además de las catas disfrutar de un paseo por los viñedos.