Publicado 15/02/2022 14:02

La Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja critica los "defectos del proceso de escolarización"

   LOGROÑO, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Ante el inicio hoy del proceso de escolarización, la Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja critica "los defectos del sistema diseñado por la Consejería de Educación del Gobierno de La Rioja". Un sistema que, "a pesar de las promesas de mejora, mantiene los errores del año pasado, como la zonificación y el bombo único, y establece un plazo de inscripción demasiado corto".

   Además, la Plataforma ha criticado una "planificación inadecuada e injusta de la oferta de plazas públicas y concertadas que atenta contra el derecho de las familias a poder elegir centro escolar con libertad".

   "Las novedades implantadas en el proceso de escolarización el curso pasado generaron cientos de reclamaciones por parte de familias tanto de la red pública como de la concertada. Un año después, la Consejería no propone cambios sustanciales para reducir los numerosos defectos más allá de adelantar los plazos y cantar bondades que nosotros no terminamos de ver", señala Carlos Torres, presidente de CONCAPA La Rioja y portavoz de la Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja.

   Asimismo, la Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja ha lamentado de nuevo que la Consejería de Educación ha planificado "en contra de la libertad de las familias a elegir un colegio público o concertado".

   En este sentido, "ha desoído, una vez más, las decisiones de la Comisión de Conciertos y finalmente, ha denegado la ampliación de la oferta en los centros concertados Salesianos Domingo Savio (Logroño) y La Salle-El Pilar (Alfaro), ampliando, sin embargo, la oferta en otros centros públicos atendiendo a criterios propios de dudosa justificación".

   "El consejero y el director general deberían plantearse para qué consultan este órgano si cuando las votaciones no les son favorables, mantienen sus propuestas sin dar ninguna explicación", explica Torres.

   En cuanto al plazo del proceso de escolarización en sí, destaca que "elegir centro es una decisión muy importante". "Las familias necesitan tiempo para conocer los centros y sus proyectos educativos. Adelantar el proceso les genera mayor presión y nerviosismo. Alargando el plazo se les daría tranquilad", afirma el portavoz.

   Sobre la zonificación, la Plataforma critica, al igual que el año pasado, que se trata de una medida que "limita la libertad de elección de centro de las familias y es claramente discriminatoria" por cinco motivos. En primer lugar, impone el criterio de cercanía al domicilio o al puesto de trabajo. "Cada familia tiene su propia prioridad a la hora de elegir centro, que no siempre es la cercanía", afirma Carlos Torres. En segundo lugar, no garantiza que el domicilio o puesto de trabajo, pese a estar cerca del colegio deseado, pertenezca a la zona de influencia ya que puede estar en una zona limítrofe.

   En tercer lugar, la zonificación discrimina a cientos de familias logroñesas que tienen su domicilio en Lardero o Villamediana, lo que merma sus posibilidades de acceder al colegio de su elección. "Además, potencia el efecto de agrupación de familias socioeconómicamente desfavorecidas en determinados centros (los mal llamados 'centros gueto' por la Consejería)", asevera el portavoz. Por último, señala que "la zonificación dificulta el proceso de escolarización al incorporar la necesidad de documentar el empadronamiento por parte de las familias y garantizarlo por parte del ayuntamiento".

   Asimismo, la Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja indica que no encuentra beneficios al bombo único. "Otorga el mismo valor en la baremación a los centros elegidos en primera opción que al resto de opciones. Obviamente, para las familias no tienen el mismo peso el colegio elegido en primer lugar que el seleccionado en segundo lugar, sin mencionar a la tercera, cuarta y quinta opción", asegura.

Más información