Publicado 16/03/2022 12:58

La Rioja destina más de 150.000 euros a subvenciones que fomenten actividades relacionadas con el consumo

CONSEJO RIOJANO DE CONSUMO
CONSEJO RIOJANO DE CONSUMO - GOBIERNO DE LA RIOJA

LOGROÑO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, María Somalo, acompañada por el director General de Salud Pública, Consumo y Cuidados, Pello Latasa, ha presidido hoy la celebración del Consejo Riojano de Consumo, el órgano administrativo fundamental para desarrollar las acciones necesarias que garanticen con la mayor eficacia posible la defensa de los derechos de los consumidores.

En el orden del día de la reunión, se han abordado, entre otras cuestiones, las actividades relacionadas con el consumo desarrolladas por la Consejería de Salud programadas para este año; las subvenciones previstas para asociaciones de Consumidores y corporaciones locales, así como los concursos de recursos didácticos para profesores; en qué ha consistido este año la campaña por el Día Mundial de los Derechos del Consumidor; las principales actuaciones de la Escuela de Salud en el pasado ejercicio y un resumen de la Coordinación de la Comunidad Autónoma de La Rioja en el Grupo de trabajo de Protección e Información a los consumidores del Consejo de Consumo de la UE.

La consejera de Salud, María Somalo, ha puesto en valor que "el Consejo Riojano de Consumo tiene como objetivo principal promover la coordinación y el desarrollo de acciones en materia de defensa del consumidor, un ámbito de especial relevancia para el Gobierno de La Rioja dado que uno de los fines más destacados en los que debe trabajar la administración en este campo debe ser priorizar los derechos de los consumidores y usuarios frente a los abusos de los mercados".

En este contexto, es importante destacar que el Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Salud Pública, Consumo Cuidado de la Consejería de Salud, destinará este año 153.046 euros a la concesión de subvenciones a las corporaciones locales, asociaciones y profesionales del ámbito educativo para que realicen programas en materia de consumo en sus municipios.

La inversión total se desglosará en tres tipos de subvenciones. Por un lado, la Consejería de Salud destinará 91.314 euros para ayudas a las asociaciones de consumidores y usuarios de La Rioja, con el objetivo de que desarrollen actividades de información, dirigidas a los consumidores y usuarios en municipios riojanos de más de 2.000 habitantes que no dispongan de OMIC (Oficina municipal de información al consumidor).

SERVICIOS DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR

En segundo lugar, Salud invertirá este año también 48.932 euros para conceder ayudas a los ayuntamientos que lo requieran con el objetivo de que los municipios de La Rioja, especialmente los que cuentan con más de 5.000 habitantes, consoliden o estructuren unos servicios de protección al consumidor que cumplan funciones de control de mercado, además de información.

Las subvenciones que se contemplan en este 2022 pueden ir destinadas a promover la información y la educación de los consumidores, con el objetivo de facilitar sus opciones de adquisición de bienes y servicios, con el conocimiento adecuado para su uso y disfrute.

Asimismo, se persigue que los municipios protejan jurídica, administrativa y técnicamente a los consumidores en situaciones de inferioridad o indefensión.

Por último, el Gobierno de La Rioja destinará este 2022 otros 12.800 euros a la convocatoria del concurso público para la elaboración de trabajos o recursos didácticos en materia de educación para el consumo. Los destinatarios pueden ser profesores a título individual o grupos de profesores de la red de centros escolares de La Rioja, que imparten Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional o Enseñanzas de Régimen Especial.

ACTIVIDAD DEL ÁREA DE CONSUMO EN 2021

En el área de Consumo de la Consejería de Salud, a lo largo de 2021, se han atendido 3.103 consultas, relativas fundamentalmente a los sectores de las telecomunicaciones (22%), entidades financieras (11%), suministros de gas y electricidad (6%) y relacionadas con agencias de viajes (5,5%) Por lo que respecta a la forma de realizar las consultas, el 64,29% ha sido por vía telefónica, el 33,61% de forma presencial y el 2% restante se ha realizado por escrito o mediante correo electrónico.

Asimismo, durante el pasado año se han registrado un total de 752 denuncias y reclamaciones por supuestas infracciones en materia de protección al consumidor o vulneración de las normas que regulan el mercado, de las cuales 709 eran reclamaciones y 43 denuncias. Los sectores con mayor porcentaje de reclamaciones fueron servicios de telecomunicaciones (34,5%), electrodomésticos, con teléfonos móviles incluidos, (8%), suministro de gas (7%) y eléctrico (4%) y comercio minorista de ropa, calzado y complementos (5%).

El 19% de las reclamaciones fueron sobre ventas efectuadas a distancia: internet, teléfono, a domicilio. Últimamente, este porcentaje aumenta cada año dado el cambio en los hábitos de compra del consumidor (en el último año ha pasado del 9,21% al 13,82%).

También va cambiando la forma de presentación de la reclamación: durante el año 2021, se han recibido 172 reclamaciones a través de la oficina electrónica, un 23% del total. Como consecuencia de la pandemia provocada por la COVID19, se han recibido 37 reclamaciones por no devolución del importe pagado en reservas realizadas cuando el servicio no pudo prestarse en las fechas establecidas. Los sectores afectados por esta situación han sido: viajes, alojamientos, restauración, espectáculos públicos y vestidos de novia y comunión.

MEDIACIÓN

En su apuesta por la mediación para alcanzar la resolución de las reclamaciones, el Gobierno de La Rioja, a través de las actuaciones de la Junta Arbitral de Consumo, tramitó 339 solicitudes en 2021, de las que 139 fueron resultas por laudo y 55 por mediación. En la actualidad, el número total de empresas adheridas al sistema arbitral de consumo en La Rioja asciende a 1.038.

En cuanto a actuaciones de inspección, en 2021 se levantaron 1.209 Actas, Diligencias e Informes (1.143 Actas, 59 Diligencias y 7 Informes). De ellas, 229 han sido positivas al detectarse algún incumplimiento, sin incluir las correspondientes a tomas de muestras. Las actuaciones inspectoras totales han sido 8.062 (320 positivas sin incluir las correspondientes a tomas de muestras), en los 403 establecimientos diferentes inspeccionados. El 78,13% de las Actuaciones se han efectuado en bazares que venden productos a precios reducidos.

Finalmente, en el apartado de Red de Alertas, hay que destacar la importancia de la labor inspectora en este campo en el que se analiza la seguridad de los productos no alimenticios gestionados por los órganos de Consumo de las diferentes Comunidades Autónomas y que desde el Ministerio se comunica a todas ellas, publicando las Notificaciones que han emitido las Comunidades Autónomas, la Unión Europea o la Dirección General de Consumo del Ministerio. Así, durante el pasado año, de las 8.062 actuaciones, 7.179 fueron sobre Notificaciones de la Red de Alerta. La Inspección comprueba si se disponen para la venta los productos alertados. Las actuaciones en este ámbito representaron el 89,05% de la labor inspectora (un porcentaje algo menor que en el año 2020 debido al incremento en el número actuaciones en campañas).

Por lo que respecta a los principales productos alertados en las 2.769 Notificaciones emitidas por CCAA, UE y el Ministerio de Consumo fueron:

- Juguetes: 22,51 %
- Vehículos y accesorios: 21,50 %
- Productos eléctricos: 9,88 %
- Equipos de protección individual (EPIS): 8,46 %

En cuanto al tipo de riesgo (un producto se puede alertar por más de un tipo de riesgo) por el que se emitieron las Alertas, en el 2021, se centró en:

- Riesgo químico: 19,21 %
- Lesiones diversas: 18,89 %
- Asfixia: 12,46%
- Choque eléctrico: 9,68 %
- Accidentes de tráfico: 8,96 %