SOS Rioja aconseja no salir de casa en las horas centrales del día y atender a mayores y niños durante la ola de calor

Publicado 23/06/2019 12:05:04CET
CALOR
EUROPA PRESS - Archivo

   LOGROÑO, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Servicio de Emergencias SOS Rioja 112 ha lanzado este domingo una serie de recomendaciones ante la ola de calor que, según todas las previsiones, va a azotar la comunidad durante esta próxima semana, con temperaturas que, incluso, podrían superar los 40 grados.

   Así, el primero de estos consejos recomienda evitar salir de casa durante las horas centrales del día; beber más líquidos (agua y zumos de fruta ligeramente fríos) y no esperar a tener sed; evitar las comidas copiosas, comiendo menos cantidad y más veces al día; no tomar comidas calientes ni abuse de las bebidas alcohólicas; y reducir la actividad física.

   A ello suma descansar con frecuencia a la sombra; usar ropa de tejidos naturales, ligera, holgada y de colores claros; utilizar sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares; no dejar a nadie en el interior de un coche estacionado con las ventanillas cerradas; y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

   Mientras se esté en casa, utilizar las habitaciones más frescas; durante el día, bajar las persianas y cerrar las ventanas, abriéndolas por la noche para ventilar; y mantener los alimentos en el frigorífico y vigilar siempre las medidas higiénicas.

   Especialmente, se recomienda ayudar a las personas que puedan estar en mayor riesgo de sufrir los efectos del calor, que son, en primer lugar, personas mayores, discapacitados y niños menores de cinco años; personas con enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes, cardiopatía, obesidad, entre otras; y personas que realizan trabajos físicos intensos o deporte al aire libre.

CÓMO ACTUAR ANTE UNA PERSONA CON UN GOLPE DE CALOR.

   En el caso de que se produzca un golpe de calor, se aconseja llamar inmediatamente al teléfono único de emergencias 112; colocar al enfermo en un lugar a la sombra; quitarle la ropa para airearle; si está consciente, colocarle con la cabeza ligeramente elevada y ofrézcale abundante agua.

   También se le refrescará con agua fría o hielo, sobre todo la cara y axilas; no meterle en la bañera para enfriarle. Y, si está inconsciente, colocarle tumbado de lado, con las piernas flexionadas, al tiempo que se recuerda que nunca hay que ofrecer líquidos a una persona inconsciente.