La tercera fase de la Operación Especial de Tráfico de Navidad prevé 120.000 desplazamientos en carreteras riojanas

Atasco, coches, tráfico
PIXABAY - Archivo
Publicado 04/01/2019 12:31:52CET

   LOGROÑO, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La tercera fase de la Operación Especial de Tráfico de Navidad, puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico (DGT), prevé 120.000 desplazamientos en las carreteras riojanas. Se extiende desde las 15,00 horas de este viernes y hasta las 00,00 horas del lunes.

   En su conjunto, la Operación Especial con motivo de las fiestas navideñas se viene desarrollando desde el pasado 21 de diciembre en tres fases; Navidad, Año Nuevo y Reyes.

   En esta tercera fase de la Operación Especial, 'Reyes', las horas de mayor intensidad de tráfico serán el viernes, 4 de enero, desde las 16 a las 22 horas;

   el sábado, 5 de enero, desde las 9 a las 14 horas; domingo, 6 de enero, desde las 16 a las 22 horas; y el lunes, 7 de enero, de 16 a 22 horas.

MEDIDAS ESPECIALES

   Durante las horas consideradas de mayor intensidad de circulación o, en su caso, en la totalidad de los días, no se autorizará ni se informará favorablemente la celebración de pruebas deportivas, excepto las de carácter internacional que procedan.

   Se solicitará la suspensión total de las obras en fase de ejecución los días y horas considerados de mayor intensidad de circulación o, en su caso, en la totalidad de los días, que afecten tanto a la plataforma de circulación como a su zona de influencia.

   En lo que se refiere a la vigilancia, se dispondrá del máximo de efectivos posibles de las Fuerzas de Vigilancia de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como del personal de los Centros de Gestión de Tráfico y Patrullas de

   Helicópteros. Se contará con el apoyo del helicóptero de la DGT 'Pegasus'. El número de efectivos de la Guardia Civil es de 134. Se solicitará también la colaboración de las Policías Locales.

   El año pasado, 2017, en esta tercera fase de Navidad no hubo ningún accidente con fallecidos ni heridos graves.

Contador