Actualizado 30/05/2008 14:41 CET

Las últimas lluvias convierten la primavera en "benigna" para los alérgicos

Santo Domingo de la Calzada acogerá la XXVIII Reunión de Alergonorte este fin de semana, centrada en la mastocitosis

LOGROÑO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Las últimas lluvias han convertido, este año, la primavera, en "benigna" para los alérgicos a las gramíneas, según explicó hoy el alergólogo riojano Ángel Blasco. Se trata de la alergia más común en La Rioja y las lluvias, dijo, han "limpiado" el polem de la "atmósfera".

Blasco ofreció una rueda de prensa, acompañado del presidente de Alergonorte, Gonzalo Bernaola, para presentar la XXVIII Reunión anual de esta entidad, que se celebrará en Santo Domingo de la Calzada durante mañana, viernes, y el sábado.

El encuentro tendrá como protagonista la mastocitosis. Se trata de un conjunto de alteraciones ocasionadas por la presencia en número anormal de mastocitos (célula sanguínea que produce la médula ósea).

La forma más común de mastocitosis es una enfermedad de la piel (por la que aparecen unas manchas oscuras). En casos muy raros, no obstante, la mastocitosis puede afectar otras partes del cuerpo como el estómago, los intestinos y la médula ósea.

Se trata de una patología que se encuadra en el grupo de las "raras". Esto, no obstante, no exime a los especialistas de su conocimiento y, precisamente por lo escaso de su diagnóstico (la padecen dos de cada mil personas), la asociación ha decidido centrarse en ella en la reunión de este año.

No se sabe la causa de que algunas personas tengan demasiados mastocitos. Lo que sí se conocen son las cosas que desencadenan la liberación de histamina de los mastocitos y causan los síntomas de la mastocitosis. Así, los síntomas pueden ser desencadenados por frío o calor, ciertos medicamentos, estrés emocional y picaduras de insectos. Los factores desencadenantes no son iguales en todas las personas.