Apadrina la Ciencia vuelve a participar en la Feria con una atractiva programación

Publicado 16/10/2018 12:26:13CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Apadrina la Ciencia volverá a tener una destacada presencia en Juvenalia, el Salón del Ocio Infantil y Juvenil, con una atractiva programación destinada a acercar a niños y jóvenes el mundo de la Ciencia, ha informado Ifema en un comunicado.

La cita, organizada por IFEMA, se desarrollará los días 5 al 9 de diciembre próximos, en la Feria de Madrid. De esta forma, abuelos, padres e hijos, comprobarán que la Ciencia es sencilla y divertida a la vez que educativa y formativa.

Los futuros científicos que participen en estas actividades podrán realizar hasta cinco experimentos, con la ayuda de jóvenes científicos que están realizando su tesis doctoral o ya han conseguido su título de doctor en Institutos de investigación o Universidades. Estos investigadores explicarán en un lenguaje fácil de entender procesos químicos y biológicos complicados.

Con la colaboración de empresas de óptica que facilitan lupas binoculares y microscopios, y de científicos de diversos centros de investigación que proporcionaron moscas con mutaciones visibles (ojos blancos, alas curvadas, tórax negro..) y cortes de tejidos, los niños y jóvenes aprenderán mucho sobre microscopía, histología y la emoción que produce observar a gran aumento aquellas pequeñas cosas que nos rodean.

Los niños realizarán con diferentes soluciones de azúcar teñidas con colorantes alimentarios un gradiente que se llevarán a casa en tubos de laboratorio. Aprenderán sin esfuerzo qué es la densidad, la concentración y el volumen.

Mediante un sencillo experimento los niños entenderán el proceso luminiscente que ha fascinado al hombre desde la antigüedad: "electrones que cambian de nivel emitiendo luz". Además de aprender y divertirse los niños se llevarán pulseras fluorescentes.

Utilizando filtros de café, pajitas de colores y rotuladores no permanentes, los participantes realizarán preciosas flores a la vez que aprenderán cómo la cromatografía (una técnica muy utilizada en los laboratorios) permite que se separen diferentes compuestos. Este experimento lo pueden hacer hasta lo más chiquitines y así, desde los 2-3 años, se acercarán a la Ciencia con alegría.

Sí, hay bacterias buenas que ayudan a otros organismos a crecer. Las bacterias del género Rhizobium se establecen en los nódulos de las raíces de las leguminosas y favorecen la captación de nitrógeno, como comprobarán los niños que escuchen la explicación y que luego se llevarán a casa una macetita donde habrán sembrado semillas de guisante junto con bacterias.

Y no faltará el Árbol de los deseos científicos donde, como en otras ediciones, los participantes volcarán su imaginación para animar a los investigadores a lograr "verduras con sabor a chocolate", "un clon que limpie en lugar de su madre y de su padre" o "un collar traductor del lenguaje de los animales".