Un acusado admite que apuñaló hasta la muerte a la hija de su expareja, con quien mantenía una relación

Archivo - Audiencia Provincial de Madrid.
Archivo - Audiencia Provincial de Madrid. - Alberto Ortega - Europa Press - Archivo
Publicado: lunes, 3 junio 2024 15:00

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un acusado ha reconocido en el juicio que asestó varias puñaladas a una joven de 20 años, hija de su expareja y con quien mantenía en secreto una relación sentimental a pesar de que tenía una orden de alejamiento respecto a ella y su madre por una condena como autor de un delito de amenazas.

El procesado se enfrenta a una petición fiscal de 16 años de prisión por un delito de homicidio y quebrantamiento de condena. Los hechos se produjeron el 28 de diciembre de 2021 en un piso de Puente de Vallecas.

El juicio ha arrancado esta mañana con la selección del jurado, los alegatos previos y la declaración del procesado. El encausado sufre un trastorno de personalidad mixto, según ha detallado su defensa en los informes previos de las partes.

En su declaración, el acusado se ha limitado a responder que sí a las preguntas formuladas de su abogado, con lo que ha reconocido todos los hechos que le atribuye la Fiscalía de Madrid.

El asesino confeso fue condenado hace dos años como autor de un delito de amenazas que le prohibía acercarse a su expareja a menos de 500 metros durante 22 meses. R. J. Z. Q. estuvo compartiendo domicilio con su entonces pareja sentimental E. M. B. C., y desde mayo de 2021 comenzó a vivir con ellos la hija de la mujer que había venido a España desde Perú.

Al poco tiempo, el procesado y la hija comenzaron una relación sentimental que mantuvieron en secreto y de la que E. M. B. C. no se apercibió. Pese a que el acusado tenía ya la prohibición de acercarse o comunicar con ambas mujeres, el 23 de diciembre de 202 realizó cuatro llamadas a E. R. C. desde su teléfono y otra más al día siguiente desde el teléfono de su compañero de piso.

Ese mismo día, y el 26 de diciembre, logró reunirse con ella para entregarle dinero, comida y una carta manuscrita en la que le pedía perdón.

El 28 de diciembre R. J. Z. Q. volvió a reunirse con E. R. C. y tras permanecer juntos toda la mañana se desplazaron al domicilio del acusado. Una vez allí el acusado, "con ánimo de acabar con la vida de la mujer", le atacó con un objeto causándole varias heridas que le produjeron la muerte por shock hemorrágico.

Leer más acerca de: