Afectados por el ruido de Barajas piden a Fomento participar en una reunión de expertos sobre aviación y medio ambiente

Actualizado 09/02/2008 17:12:38 CET

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma Noroeste Contra el Ruido, que incluye a los municipios y urbanizaciones afectados por el aeropuerto de Barajas, pidió hoy al Ministerio de Fomento que la deje participar los próximos 13 y 14 de febrero a la reunión que mantendrán los principales organismos oficiales y actores del transporte aéreo para analizar sus retos energéticos y medioambientales.

Las jornadas, organizadas por el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC), cuentan con la colaboración del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Fomento, AENA y la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente.

"Todos estarán ahí para hablar de eficiencia de operaciones de vuelos, reducción de consumo y ruido, pero de la destrucción de la naturaleza y del impacto del ruido sobre los ciudadanos, ni una palabra", lamenta la Plataforma.

Según los vecinos, desde hace 2 años Aena y Fomento han establecido en el aeropuerto nuevas rutas aéreas cuyo objetivo es permitir que "algunos municipios pueden urbanizar zonas anteriormente vetadas a estas actividades, por no hablar de una urbanización elitista ubicada al final de la principal pista que ha conseguido reducir notablemente el ruido de los aviones".

"Este cambio se ha realizado bajo la justificación del negocio económico para Madrid y España, a costa de la naturaleza y de los cientos miles de vecinos afectados por este cambio de ruta", afirma la Plataforma.

En este sentido, subraya que el caso más flagrante es la ruta conocida como el radial 322, que obliga a los aviones a recorrer el espacio aéreo de tres espacios protegidos. Se trata de la finca del Castillo de Viñuelas, que "se sitúa inmediatamente después del despegue y está sometida a más de 300 sobrevuelos diarios".

Asimismo, más al oeste, los aviones sobrevuelan a algo más de altura el Monte de El Pardo y a similar altura por la elevación del terreno la Sierra de Guadarrama. Los tres espacios son de prioritaria protección porque han recibido las máximas figuras de protección nacionales e internacionales en los últimos años: Reserva de la Biosfera, ZEPA, LIC, IBI, Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

En concreto, albergan aves de gran tamaño muy amenazadas como son el águila imperial, la cigüeña negra, el buitre negro, el búho real, el buitre leonado y la grulla. "Dada la importancia de los tres espacios protegidos, es muy urgente la eliminación del radial 322 para evitar el flujo diario de aviones que suponen rutas de exterminio de avifauna protegida", afirma la Plataforma.