Publicado 22/07/2020 19:13CET

La Agrupación de Comerciantes prevé que el 30% del pequeño comercio pueda desaparecer por la crisis

Zona comercial en la localidad de Getafe.
Zona comercial en la localidad de Getafe. - EUROPA PRESS

GETAFE, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Agrupación de Comerciantes y Empresarios de Getafe (ACOEG) prevé que el 30 por ciento del pequeño comercio de la ciudad puede desaparecer por la crisis provocada por el Covid-19, por lo que han pedido ayuda a la alcaldesa Sara Hernández para que tome medidas.

En este sentido, la junta directiva de ACOEG se ha reunido en sesión extraordinaria para trabajar en las propuestas y necesidades del sector del pequeño comercio y en la búsqueda de alternativas "con las que paliar la difícil situación que afronta el sector ante la crisis del Covid-19".

De esta forma, ACOEG le ha hecho llegar a la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, una serie de reivindicaciones de carácter social, estructural y acciones promocionales "que, en su conjunto, harían posible que el comercio pueda hacer frente a una crisis que puede hacer desaparecer más del 30 por ciento del pequeño comercio de Getafe".

En opinión de la Agrupación de Comerciantes y Empresarios de Getafe, "la situación se tornaría dramática en caso de que hubiera que afrontar un nuevo confinamiento en otoño".

Durante los últimos meses, ACOEG asegura que ha trabajado "mano a mano" con los pequeños comerciantes para resolver todas las dudas originadas por la nueva situación, asesorar en la solicitud de ayudas "y promover el reparto a domicilio en las galerías comerciales y comercios de alimentación y primera necesidad, entre otras cosas".

Ahora consideran que es necesario "dar un paso más en el compromiso para fomentar el comercio de barrio, que es el garante de una ciudad más habitable y más segura", por lo que piden que desde el ámbito municipal "se trabaje con valentía para que los pequeños comercios puedan superar la crisis del sector".

El presidente de ACOEG, Agustín Gallardo, ha manifestado este miércoles en un comunicado que creen que es posible salir adelante "y cambiar una tendencia que podría dejar un aspecto desolador en la ciudad".

Para leer más