Actualizado 28/06/2007 17:07 CET

ANPE-Madrid critica Educación para la Ciudadanía por sus contenidos "políticos e ideológicos, claramente tendenciosos"

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sindicato independiente ANPE-Madrid, representante de gran parte de la comunidad docente, criticó hoy la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC), tanto para Primaria como para Secundaria, por considerar que "redunda en temas ya contemplados en otras materias" y por sus "contenidos políticos e ideológicos claramente tendenciosos". Además, ANPE rechazó que el currículo se haya redactado "sin el imprescindible consenso previo y de espaldas al profesorado".

Así, desde el sindicato independiente se argumentó que "el programa de la nueva asignatura, tanto en Primaria como en Secundaria, carece de objetivos académicos, contenidos y metodología concretos" y denunció que el temario "queda abierto a la más absoluta improvisación y contingencia en las aulas".

"Es inadmisible que todo se reduzca a un debate y un diálogo improvisados, sin garantía de rigor, con elección o invención de temas del momento o asuntos interesados", denunció ANPE. "Y para justificar su existencia, el Ministerio de Educación introduce temas sociales que invaden los contenidos de otras materias, como Conocimiento del Medio, Historia, Geografía o Filosofía", añadió el sindicato.

Según ellos, el Ministerio de Educación basa la materia en el autoconocimiento, el respeto al otro, la afectividad, el desarrollo de habilidades emocionales, el desarrollo de los alumnos como personas dignas e íntegras, el refuerzo de la autonomía, la autoestima y el afán de superación, el favorecimiento del espíritu crítico, las relaciones interpersonales, la participación, el conocimiento de la diversidad o la amistad.

Sin embargo, el reconocimiento que se hace, acto seguido, a la labor de los profesores, quienes "desde hace décadas, contribuyen activamente a educar en democracia a nuestros alumnos", contradice la propia necesidad de EpC. "Los valores de igualdad, de respeto a la diferencia y la libertad individual son vividos diariamente en todas las aulas de España", subrayan desde la Administración central, lo que supone "un contrasentido a la implantación de Educación para la Ciudadanía", desde el punto de vista de ANPE.